REAL MADRID

El Madrid ofrece un millón por la perla Adalberto Carrasquilla

Internacional absoluto con Panamá, tiene 21 años y juega de mediocentro. Reforzaría el Real Madrid Castilla de Raúl procedente del Cartagena.

Adalberto Carrasquilla (Panamá, 21 años) puede convertirse en el próximo refuerzo del Real Madrid Castilla. Tal y como adelantó el periodista Ángel García, el club ya ha hecho una oferta de un millón de euros para hacerse con los servicios de la joya panameña. Milita actualmente en el Cartagena de Segunda División, con el que es una pieza clave, habiendo sido titular en los dos primeros partidos de la temporada y timón para lograr el ascenso a la categoría de plata.

Tiene sólo 21 años, pero ya es internacional con la selección de su país. Allí es un ídolo, habiendo portado el brazalete de las categorías inferiores hasta dar el salto definitivo a la absoluta, con la que ya ha jugado ocho partidos y marcado un gol. Es mediocentro, bajito (1,70m), diestro y con un toque de balón exquisito. Además, se le conoce por ser un jugador robusto al corte y sin complejos para buscar portería.

Fichó por el Cartagena el pasado mercado invernal tras haber jugado una temporada cedido procedente del Tauro, equipo panameño. Ese fue su salto al fútbol europeo, donde está creciendo y demostrando ser uno de los diamantes en bruto del panorama actual. No le faltan novias, pero el Madrid es quien lidera la carrera por hacerse con sus servicios, habiendo subido la puja hasta el millón de euros.

Adalberto Carrasquilla, durante un partido con el Cartagena.

Un Castilla ambicioso

Su fichaje sería un refuerzo de oro para el filial, que tiene este año la siempre difícil misión de regresar a Segunda División. De cerrarse la operación, Carrasquilla se uniría a la brillante generación de los Antonio Blanco, Miguel Gutiérrez, Chust, Marvin o Arribas, cumplimentando una plantilla cada vez más robusta dirigida por Raúl González Blanco. El mercado se cierra el 5 de octubre y La Fábrica ha puesto el ojo en el 18 panameño. Su fichaje supondría un enorme salto cualitativo.