BARCELONA 1-ECHE 0

1x1 del Barça: Griezmann decide, pero no convence

El internacional francés fue el autor del único gol, pero sigue teniendo muchos problemas de conexión en su posición de delantero centro.

Así fue la actuación del Barça en la victoria por 1-0 ante el Elche, en el trofeo Joan Gamper.

Neto: Sólo tuvo un remate a puerta en los noventa minutos, pero el remate fue de una extrema dificultad, ya que era a bocajarro en el interior del área y con un compañero tapándole el balón. Aun así fue capaz de intuir donde iba el balón y despejar, ante la mirada atónita de Bri, el autor del remate.

Sergi Roberto: Sigue ofreciendo muchas lagunas a la hora de centrar, aunque compensa esta situación con su ambición desmedida de subir por la banda. En esta ocasión hay que apuntar que en la segunda parte estuvo mucho más preciso en sus centros, dejando balones francos tanto a Fati como a Griezmann.

Piqué: El central completó un partido muy serio, sin apenas grietas en su juego. Perfecto en la anticipación y a la hora de presionar al atacante para impedirle darse la vuelta. Estuvo muy cerca de marcar a un gran centro de falta de Messi, pero Lenglet le molestó a la hora de rematar de cabeza.

Lenglet: Cometió algunos errores puntuales no forzados a la hora de sacar el balón. No se le vio muy cómodo, hasta el punto de llegar a entorpecer un gol de Piqué.

Alba: Empezó sirviendo un balón espectacular a Griezmann para que marcara el primer gol. Sin embargo, fue de las pocas conexiones que pudo ejecutar en fase ofensiva.

Sergio Busquets: Koeman lo quiere gestionar, consciente que su físico no le permite aguantar todos los partidos y ha de saberse modular. Sigue mostrándose bastante cómodo en esta nueva posición de pivote defensivo. Jugó 62 minutos a un nivel más que correcto.

De Jong: Perdió algún balón en zona de riesgo por la presión insistente del rival, pero el holandés sigue sumando argumentos para creer que esta temporada puede ser mucho más importante y decisivo en su rol en el mediocampo.

Coutinho: Buen partido del brasileño, que estuvo muy activo en la fase ofensiva, ofreciendo muchos recursos a la hora de dar continuidad en el juego. Además se ‘regaló’ más de un regate espectacular, que desgraciadamente no supo concluir con acierto. Parece que en el sistema de Koeman, jugando de mediapunta, le ha encontrado el tranquillo. No es para tirar cohetes, pero las sensaciones no son malas.

Messi: El crack argentino es un profesional como la copa de un pino. Pese a quedarse a regañadientes en el club, sigue mostrando su talento en cada balón que toca. Generoso con los compañeros, repartiendo juego, dando asistencias y rematando a puerta en cuanto puede. Su mejor ocasión fue un lanzamiento de falta que detuvo Badia ‘in extremis’ y posteriormente una jugada donde el remate no pudo ajustarlo del todo.

Ansu Fati: Su estreno esta temporada no pudo ser más ilusionante. Fue de menos a más, siendo de lejos, junto a Leo y Coutinho, el más atrevido a la hora de encarar en el uno contra uno. Sólo le faltó el gol, que lo buscó con insistencia. Tuvo dos ocasiones clarísimas: una a un remate de cabeza que salió ajustado al palo y otra a un remate seco tras un buen recorte.

Griezmann: El francés marcó un gol cuando casi aún no se habían sentado los suplentes en las gradas. La acción empezó con un gran pase al espacio de Messi a Alba, que concluyó con un gran pase al área que remató Antoine al primer toque al fondo de la red. Pese al gol, su partido fue con más sombras que luces. Sigue desubicado y muchas veces se le ve desconectado del equipo en esta posición que le quiere imponer Koeman de delantero centro.

Sustituciones

Pjanic: Koeman adelantó que el bosnio aún no está al cien por cien y lo cierto es que en los treinta minutos que estuvo en el campo se le vio un poco lento y despistado. Aun así probó en dos ocasiones el remate a puerta con disparos desde fuera del área.

Dembélé: El francés va a su aire. Tiene un talento descomunal, cuenta con muchas virtudes en su juego, pero muchas veces se equivoca a la hora de tomar decisiones, convirtiendo su juego en una auténtica montaña rusa de sensaciones.

Trincao: El portugués sigue prometiendo mucho y dando muy buenas sensaciones. Estuvo muy cerca de marcar tras una gran asistencia de Coutinho.

Pedri: El canario fue el que menos jugó, pero eso no le impidió dar destellos de su calidad.