REAL MADRID - REAL SOCIEDAD

Oyarzabal: "Debemos agradecer a Odegaard lo que nos ha dado"

Es un líder que con sólo 23 años ya ha jugado más de 150 partidos en Primera. Tras superar el coronavirus, llegó justo a la primera jornada. Recibe al Madrid ya en condiciones óptimas.

Es el jugador franquicia de esta Real Sociedad. Un líder que con sólo 23 años ya ha jugado más de 150 partidos en Primera división. Tras superar el coronavirus, llegó justo a la Primera jornada. Pero recibe al Real Madrid ya en condiciones óptimas para volver a la titularidad.

¿Cómo se encuentra del coronavirus?

Bien, ya estoy bien. Recuperado. Desde la semana pasada con el equipo.

¿Cómo llevó haberse contagiado?

Pues llevé mi positivo con la mayor naturalidad posible. Es que en cualquier sitio te puede tocar, por muchas precauciones que tomes.

Y eso que desde fuera la sensación es que están muy protegidos, como metidos en una burbuja...

Sí, pero estamos preocupados por la situación que estamos viviendo. Por mucho que estemos más apartados de todo y tengamos la suerte de que nos hagan muchas pruebas, sabemos que estamos también expuestos como todo el mundo. Esperemos que poco a poco vaya pasando todo esto y podamos ir a mejor.

Claro, el actual panorama hace que hasta esa final de Copa que retrasaron para jugar con público haya dudas de que se vaya a celebrar así, ¿se han llegado a arrepentirse de aquella decisión que tomaron?

No, que va. Es que es un momento en el que la gente tiene que estar porque es un partido especial. Era una oportunidad que había que esperar, si había que sacrificar algo era en eso, porque en liga por todos los intereses que había, teníamos que jugar aún si los aficionados. Se hizo un esfuerzo por esperar a la gente, y nadie está arrepentido de eso y si hubiera que tomarla de nuevo, no dudaría.

En el primer partido se les notó falto de ritmo, ¿las vacaciones cortas y una pretemporada atípica influye en eso?

No se, este año ha tocado así y hay que acostumbrarse. Sabíamos ya que las vacaciones iban a ser cortas, sabemos a qué nos exponemos, pero estamos con muchas ganas de hacer otro buen año.

¿Cree que todo está raro en el fútbol que cuando se pudo terminar la temporada pasada?

Como es lógico, una pandemia como esta lo condiciona todo. Ya contábamos con este tipo de situaciones, con protocolos estrictos y extraños. Todo está condicionado por eso. Y nosotros debemos estar bien preparados para volver a dar el callo cono hasta ahora. Hay mucha incertidumbre, pero el equipo lo lleva bien.

¿Han comenzado la temporada más ilusionante y exigente de la historia de la Real?

Puede ser. Son muchos frentes abiertos y muy ilusionantes. Debemos cogerlo con un punto de ambición y decir que esto se convierta en algo habitual y no algo extraordinario, porque el club se merece estar arriba. Esto debe ser algo que pase todos los años y no circunstancial.

Es que su generación está muy cerca de poder levantar algún título...

Lo sabemos y lo tenemos muy en cuenta. Yo he soñado toda la vida con algo así. Y el equipo está trabajando para eso. Queremos estar preparados para cuando lleguen los momentos claves.

Para ello tienen un refuerzo de lujo, ¿qué recuerdos tiene de David Silva de cuando jugó en el Eibar, el equipo de su tierra?

Pues cuando era pequeño iba a Ipurua con mis padres, y mi recuerdo del primer gran futbolista que vi es Silva. Estuvo un año, pero fue increíble. Luego cuando te haces mayor te das cuenta de la suerte de haberle visto en tu casa.

Así que cuando se enteró de que fichaba por la Real debió de alucinar...

Sí, pero que lo que me puede parecer personalmente, lo que creo es que es un gesto to muy importante de cara al club. Que eliges venir a la Real antes de otros sitios más grandes es algo que hay que tener en cuenta y habla bien de la Real.

Ya está preparado para jugar, ¿cómo lo ve en sus primeros días en Zubieta?

Es uno más. Le ves y aporta juego, y también nos da mucho, porque ha vivido muchos momentos y nos servirá para crecer y formándonos. Tenemos que aprender mucho de él.

Pero claro, Silva vino porque se fue Odegaard, ¿Cómo vivió su salida al Madrid cuando nadie pensaba que se iría?

En un primer momento, como es lógico, te entra un poco de bajón. Porque no sea algo que esperábamos. Nos pilla a todos por sorpresa. Pero más que ponernos tristes porque no se quedara el segundo año, lo que debemos hacer es agradecerle todo lo que nos ha dado en un año, como se comportó siempre y el trato espectacular en el día a día.

¿Le ve preparado a Odegaard triunfar en el Madrid?

Tiene la capacidad y cualidades suficientes como para triunfar en el Madrid. Lo que va a estar en mano, lo tiene, porque estará dispuesto a darlo todo. Aquí ya lo hizo. No se dejó nada. Tiene muchas ganas de triunfar con Zidane y ojalá tenga ese punto de suerte que hay que tener para que las cosas le salgan bien en Madrid.

¿Qué importancia le da a mantener el bloque del año pasado?

Creo que para construir un proyecto debe haber un bloque fuerte que esté siempre y apoye. Y eso está, porque el club está haciendo las cosas muy bien. Hay que seguir así. Poco a poco seguro que toda va mejor si seguimos de esta manera.

Complete la frase: La temporada 2020-21 sería buena para usted si termina...

(Sonríe) No lo sé. Todo el mundo quiere levantar un título. Todos queremos estar lo más alto posible en todas las competiciones que juguemos. Y que la final de Copa la ganemos. Entonces, si quieres poner algo, pues ganarlo todo. Pero es muy difícil eso, claro.

¿Cómo lleva estar instalado ya en la aristocracia de jugadores de la Liga?

Bueno, es un motivo para estar contento. Que se tenga en cuenta a jugadores de la Real y que váyanos a las selecciones es síntoma de que las cosas se están haciendo bien en el campo. Es un motivo de estar contento en lo personal, pero en lo colectivo mucho más. Por ejemplo, Merino está a un nivel altísimo y era de justicia que le llamara la selección, porque si fuerza dentro del campo es muy grande.

Pero claro, eso hace que su nombre salga mucho en la rumorología de fichajes de los grandes de Europa...

Si, pero yo siempre he estado tranquilo. Nunca he tenido ninguna intención de nada, pero lo que pasa en el mundo del fútbol y lo que le rodea no lo puedo controlar. Salen muchas cosas aunque no sean del todo ciertas o sean dudas, al final siempre va a haber eso. Estoy tranquilo, no tengo intención de nada, de dejar la Real. Yo tengo ganas de seguir creciendo y ayudando al equipo. No pienso en otra cosa.

¿Qué piensa cuando se le considera un referente con solo 23 años?

Bueno, estoy orgulloso de lo que estoy haciendo, pero no me quiero conformar, quiero seguir haciendo las cosas bien y quiero seguir haciendo mi historia aquí en el club, en la Real. Por eso tengo que mejorar más para ayudar, siempre pensando en lo colectivo.

Ayudar por ejemplo a volver a ganar al Madrid este domingo, ¿tienen más ganas de ganar después de la polémica del año pasado?

No no. Nosotros queremos ganar, porque es el siguiente partido. Sabemos lo exigente y difícil que es, y tendremos que hacer todo bien para ganar. Y sólo nos centramos en el partido. El árbitro es una persona más y, como es lógico, habrá veces en la que se equivoque. No hay que echarles la culpa.