REAL MADRID

El Real Madrid pasa con nota la crisis por la pandemia

La contención del gasto acometida por la directiva permite al club blanco cerrar la temporada con un beneficio de 320.000 euros pese a ingresar 170 millones menos.

El Real Madrid pasa con nota la crisis por la pandemia
REALMADRID.COM DIARIO AS

El Real Madrid presentará un superávit de 320.000 euros en las cuentas ya cerradas de la temporada 2019-20 que los socios compromisarios deberán aprobar en la próxima Asamblea, cuya fecha será anunciada esta semana. Un éxito absoluto de gestión en la temporada más difícil que ha tenido que vivir el fútbol profesional por la crisis económica derivada del coronavirus. Son los datos que han trascendido hasta el momento. Una caída en los ingresos que ronda el 15% sobre lo que se había presupuestado y que no han impedido que la entidad esté en números verdes.

Expertos consultados por este periódico indican que, ante la caída de ingresos tan fuerte (sobre todo de los ingresos de explotación del estadio) no hay otra receta que la contención en el gasto. En este sentido ha sido decisiva la rápida actuación de Florentino Pérez y su junta directiva, primero, en la reducción de los gastos de operaciones (fichajes) y, en mayor medida, por el acuerdo que se alcanzó con los capitanes para la reducción de la masa salarial del 10% de los primeros equipos de fútbol y baloncesto, y del Castilla. Esta reducción supuso un ahorro de más de 50 millones de euros. Pero a él también hay que unir la reducción salarial de los altos ejecutivos, a los que igualmente se aplicó ese 10% de rebaja.

Todo en una temporada en la que, al menos, se pudo disputar un tercio de la competición con normalidad. En la campaña 2020-21 la situación puede llegar a ser peor, con todo un ejercicio sin público en los estadios, lo que lleva a la directiva a continuar firme en su hoja de ruta: nueva negociación de rebaja salarial con los jugadores y altos ejecutivos y aprovechamiento de una extensa plantilla (ventas y cesiones). La idea es que no se vean comprometidas para el verano de 2021 operaciones importantes (Mbappé, Camavinga, Upamecano, Halaand...) que han quedado aparcadas.

Los datos exactos se sabrán con la publicación oficial de las cuentas auditadas que los compromisarios han de votar. El Madrid suele ajustar mucho los presupuestos y hay pocas variaciones en los mismos. Así, en el de la temporada 2018-19, el último aprobado (votado por los compromisarios en la Asamblea), se habían presupuestado unos ingresos de 752 millones y se liquidaron 757. Para esta temporada (la 2019-20), cuyas cuentas se van a votar en los próximos días, se habían proyectado unos ingresos de 822 millones. Pero el coronavirus ha dado al traste con esa cifra histórica.

Las cuatro patas del banco de los ingresos de explotación (los ordinarios o recurrentes que dejan a un lado, por ejemplo, la venta de jugadores) y que miden la fortaleza de una entidad son estas partidas: Socios y estadio (para la 2019-20 se habían presupuestado 161 millones de ingresos); amistosos y competiciones internacionales (109); Retransmisión de TV (179); y Márketing (371). De estas cuatro partidas, Márketing se había incrementado sustancialmente con respecto al ejercicio anterior (el 18-19), donde fue de 295, incremento motivado por la firma de renovación con Adidas, que pasó de pagar 40 millones anuales a más de 100.

Con la publicación de las cuentas se sabrá de manera exacta la liquidación de este presupuesto de la temporada 2019-20 ya terminada y la variación que ha tenido cada una de estas cuatro partidas. También la principal de gastos, que es la de personal, en la que el Madrid tenía previsto pagar 456 millones de euros a sus más de 800 trabajadores (entre personal deportivo y no deportivo). Esto suponía un Ratio de Eficiencia (masa salarial total con respecto a ingresos de explotación) del 55%. La ECA (Asociación de Clubes Europeos) recomienda que no se supere el 70%. El Madrid tiene, además, la máxima puntuación en el Índice de Transparencia de los Clubes de Fútbol (INFUT), que mide la transparencia en las cuentas de los clubes de Primera y Segunda.

La crisis derivada del coronavirus no ha impedido que el Madrid vuelva a tener números verdes. Están lejos, de cualquier manera, del beneficio de 34 millones de euros que había arrojado el ejercicio anterior aprobado (el de la 18-19), lo que suponía un incremento del 23% con respecto al anterior. Pero el club ha logrado superar con éxito el frenazo por la pandemia. Para el próximo presupuesto (el de la temporada que empieza, la 20-21) el Madrid ya se ha asegurado unos ingresos por ventas de jugadores de casi cien millones (45 por Achraf, 15 por Óscar y 25 por James), que aunque no son ingresos ordinarios o de explotación, sí que aseguran el equilibrio de las finanzas. Ese presupuesto será de en torno a los 650M€ (se espera que con 172 millones menos de ingresos), un retroceso importante con respecto a los 822 que se preveían para la 19-20 (aunque no se cumplieron por el coronavirus) y que coloca al Madrid en los niveles de la 2015-16.