ATLÉTICO DE MADRID

Un año histórico para Oblak

El esloveno puede superar a Abel como el portero con más partidos en la historia del club madrileño. Y aspira a levantar lo que sería su quinto trofeo Zamora.

Un año histórico para Oblak
PEPE ANDRES DIARIO AS

El portero del Atlético se marchó de vacaciones mostrando ciertas dudas acerca del proyecto rojiblanco y dejando un tanto incierto su futuro. Oblak ya está de nuevo entrenándose con el equipo madrlieño y lo cierto es que para el cancerbero se presenta un ejercicio ilusionante, tanto a nivel personal como colectivo. El guardameta cumple su séptima temporada y tiene que ser uno de los que dé un paso al frente. Para empezar, puede convertirse en el portero del Atlético que más partidos ha jugado con el conjunto madrileño. Hasta ahora ese honor le corresponde a Abel Resino, quien desde 1982 a 1995 defendió la portería rojiblanca.

El Gato hizo historia en la entidad madrileña. Abel disputó 303 encuentros oficiales con el Atlético y está en el top 30 de jugadores con más partidos (figura en el puesto 27). Ganó tres Copas (85, 91 y 92) y una Supercopa de España (85). Le faltó ganar una Liga. Oblak puede superarle esta temporada. El actual portero del equipo madrileño lleva 257 encuentros y está a 46 partidos de Abel. Si no se lesiona y juega lo que es habitual en él, Oblak se convertirá en el portero con más encuentros en el Atlético.

El palmarés de Oblak muestra una Supercopa de España, una Europa League y una Supercopa de Europa. Según se ha ido desprendiendo de sus palabras, se le queda corto y las miras del meta son mayores. Oblak aparece en el puesto 44 de rojiblancos con más encuentros disputados.

Esta pasada campaña lo jugó prácticamente todo. Sólo faltó en la Copa del Rey y el Atlético fue eliminado a las primeras de cambio por la Cultural Leonesa. Disputó 49 encuentros (38 de LaLiga, nueve de Champions y dos de Supercopa de España). Es decir, en este ejercicio podrá superar a Abel.

El segundo gran reto personal es acabar de nuevo como el portero menos goleado del campeonato. Lo logró cuatro años consecutivos, pero no pudo repetir la pasada temporada. Sólo dos guardametas han sido cinco temporadas los menos goleados: Ramallets y Valdés. Oblak podría también entrar en la historia de LaLiga, no sólo en la del Atlético. Abel logró ser el portero menos goleado en el ejercicio 90-91. El cancerbero toledano mantiene el récord de imbatibilidad al estar en su día 1.275 minutos sin encajar un gol (desde el 25 de noviembre de 1990 al 17 de marzo de 1991).

A nivel colectivo, Oblak tiene el reto de ganar el título liguero con el Atlético. Dejó caer a su círculo de confianza su pesar por no luchar por el campeonato y ahora tendrá una nueva ocasión. Es uno de los mejores cancerberos de la historia del Atlético, pero quiere más títulos. Su antecesor, el ahora madridista Courtois, sí ganó el campeonato liguero de roijblanco. Sucede igual en Europa, con la Champions. El equipo de Simeone pinchó este año en la fase final de Lisboa y en la final de Milán acarició el título, sólo perdido en la tanda de penaltis, pese a su mayores méritos para haberla conquistado.