ESPANYOL - ALBACETE

Vicente Moreno: “El mercado no va a determinar las alineaciones”

“Vamos a dejar toda nuestra energía en ganar el primer partido”, manifiesta el entrenador del Espanyol, quien aventura: “Ojalá pudiéramos jugar los 42 partidos en casa”.

Vicente Moreno, entrenador del Espanyol.
RCD Espanyol

“Lo acepto y me gusta, quiere decir que estoy en un gran club”, presume Vicente Moreno de la condición de favorito de un Espanyol que este sábado inicia su andadura en Segunda con el único objetivo del ascenso. El técnico perico concede un importante peso a comenzar con una victoria y, pese a no contar por ahora con público, también al factor campo. No que no le condiciona, al menos así lo expone, es el mercado. Aunque algún jugador llega mermado físicamente…

¿Cómo llega el Espanyol al estreno?

Creo que llegamos muy bien. Ha sido una pretemporada atípica por muchas cosas, por la situación actual. Era cuestión de adaptarse. Veo al equipo ilusionado, con ganas de que llegue el partido, con su tono físico. A medida que pasa el tiempo, las ideas se irán consolidando, pero creo que llegamos bien y con ganas de competir. Y el balance es bueno. Llegábamos a un sitio nuevo, tanto el club como la ciudad. Los que nos hemos incorporado lo hemos hecho rápido, por eso hemos conseguido arraigar las ideas. El balance es positivo, estoy contento.

¿Es crucial que los jugadores se mentalicen de que están en Segunda?

No solo los jugadores, todos debemos tener la suficiente humildad para saber que a día de hoy estamos en Segunda. Yo mismo soy entrenador de Segunda. La exigencia interna es muchísima, debemos mostrar el nivel que tenemos. Hay que adaptarse rápido a un nuevo entorno. A todos los equipos que cambian de categoría les cuesta. Creo que lo tenemos bastante claro, ahora es cuestión de empezar y de ganar para reforzar todo lo que queremos transmitir. Es importante empezar ganando. Vamos a dejar toda nuestra energía en ganar el primer partido. Es una pena no tener presentes a nuestros aficionados, su papel sería importante, pero también lo será fuera. Queremos demostrarles que pretendemos devolver este equipo a donde debe estar.

¿Cómo de importante es comenzar con una victoria?

Es una competición muy larga, hay tiempo para todo, para ir bien, regular… Debemos intentar que todo vaya bien. Es importante el inicio, pero no va a determinar lo que pase después. Por ganar al Albacete no tendremos nada hecho, ni tampoco por no hacerlo. Hemos trabajado muchísimo todos los estamentos en el día a día para comenzar ganando. Queremos mejorar a partir de victorias. El Albacete es un buen equipo de la categoría, tuvo una temporada difícil y eso te deja una marca, y la campaña anterior venía de jugar el playoff de ascenso. Para que se vea lo que es la categoría. Todo es muy igualado, al margen del presupuesto inicial. Nos pondrán las cosas muy difíciles.

¿Este mercado de verano es especialmente difícil?

Mientras el mercado está abierto, siempre hay posibilidades de cambio, pero no pensar demasiado en eso. Los que somos son los que tenemos que ganar. Estoy pendiente, en contacto permanente con Rufete, pero no pierdo demasiado tiempo. Es un mercado muy complicado, ya veremos qué sucede.

¿Le gustaría que el mercado se cerrara antes? ¿Puede condicionar sus alineaciones?

Lo que nos gustaría a los profesionales vale poco. Debemos convivir con las fechas de mercado. A día de hoy estamos los que nos hemos entrenado hoy, entiendo que seremos los que estemos el sábado. A mí nadie me ha dicho que no pueda contar con un jugador o con otro, ni he visto una mala predisposición. Los que están hoy van a a remar, van a empujar, van a ayudar, y jugarán los que estén mejor en cada momento. Serán alineaciones parecidas, puede haber cambios. Algunos futbolistas van a jugar más o menos tiempo por los entrenamientos que llevan encima o el ritmo en las piernas. Lo que no va a determinar las alineaciones es el mercado.

¿Se siente la esperanza para el ascenso del Espanyol?

Soy consciente de que hay favoritos y de que otros rivales estarán más motivados contra nosotros y darán su máximo nivel. Pero lo acepto y me gusta, porque quiere decir que estoy en un gran club. No me siento una esperanza, aquí estamos todos para trabajar. Ahora no pensamos en eso, sino en ganar el sábado. Si lo hacemos, nos iremos a dormir encantados de la vida. El partido a partido suena a tópico pero es la realidad. Los que nos deben ayudar a conseguir las cosas son los jugadores, nadie tiene una varita mágica. Si dan el nivel que tienen, nos irá bien, lo tengo claro.

¿Cómo ha reseteado lo sucedido la temporada pasada?

El fútbol te da una oportunidad de resarcirte, de ganar, de dejar buenas sensaciones, dar ilusión, de dar felicidad a los aficionados. Ellos son los primeros interesados, van a estar con su equipo y cuando vean que nos lo dejamos todo en el día a día, que queremos estar a su altura, nos van a ayudar ahora desde casa y, cuando se pueda, desde el terreno de juego. Soy consciente de que ha sido un año muy difícil para todos, pero también de que después de una mala experiencia puede llegar una buena. Debemos intentar estar contentos al final de la temporada, si vamos todos de la mano tendremos muchas más opciones de conseguirlo.

A pesar de la ausencia de público, ¿será crucial esta temporada el factor campo?

En cualquier circunstancia, la base de lo que quieres lograr se consigue en casa. Incluso en esta situación anómala. Ojalá pudiéramos jugar los 42 partidos en casa. Tenemos un estadio de cine y, cuando puedan llegar los aficionados, seremos un equipo muy difícil de batir. Vamos a sentir que nuestro público está ahí aunque no se encuentre de cuerpo presente.