INGLATERRA

La selección portuguesa de los Wolves de Mendes sigue creciendo

Con el millonario fichaje de Fábio Silva (procedente del Oporto por 40 millones), los Wolves suman ya hasta 10 portugueses en su plantilla, superando a varios equipos de la liga lusa.

No es de extrañar que el Wolverhampton, a cada fichaje que haga, se convierta en tendencia mundial. Ya es habitual que la mayoría de sus incorporaciones, desde 2016, lleven bajo ellos la misma bandera: la portuguesa. Es por ello que es clave rescatar que, de entre la propiedad del club inglés, hay dos vertientes unidas: la de Fosun International, conglomerado chino que es el dueño tras su compra por 52 millones de euros; y la de Gestifute, agencia de representación de Jorge Mendes que, precisamente, vendió un 20% a dicha entidad.

Desde entonces, Mendes mueve sus tentáculos en los Wolves de la Premier League, quienes en cada ventana de incorporaciones suman un futbolista portugués como mínimo. Sin ir más lejos, con el millonario traspaso de Fábio Silva, el más caro de su historia, fichado del Oporto por 40 millones (delantero de 18 años que apenas ha jugado 18 partidos con el primer equipo de forma oficial), son hasta 10 los jugadores lusos que registran en su plantilla. Once en el caso de sumar a su entrenador, Nuno Espírito Santo. Estos son Rui Patricio, Roderick Miranda, Rubén Vinagre, Rubén Neves, Joao Moutinho, Bruno Jordao, Diogo Jota, Daniel Podence, Pedro Neto y el ya mentado Fábio Silva.

Esto quiere decir dos cosas. Por un lado, que superan en el doble de jugadores a aquellos de nacionalidad inglesa. Y, por otro, algo más curioso, que tienen mayor representación portuguesa que diez de los equipos que forman la Liga NOS (1ª División de Portugal): Famalicao, Portimonense, Boavista, Vitoria Guimaraes, Gil Vicente, Río Ave, Moreirense, Marítimo, Nacional y Farense (empatado con diez). Sólo les "ganan" Oporto, Benfica y Sporting Portugal, con tres más en sus plantillas, o Sporting Braga, Belenenses, Santa Clara, Pacos Ferreira y Tondela.

Por tanto, el Wolverhampton se ha convertido en una exquisita lanzadera para todo aquel jugador portugués que quiera probar suerte en la Premier League. Ya son varios los que han pasado por sus filas como los casos de Hélder Costa (vendido por 18 millones al Leeds United de Bielsa), Ivan Cavaleiro (cerca de otros 18 'kilos' al Fulham), Pedro Gonçalves, el ex atlético Silvio, Joao Teixeira... Y los que quedan, ya que, de momento, es una fórmula que les funciona de forma excelsa.

Con la entrada de Fosun International y Gestifute, pese a no lograr el objetivo de ascender a la Premier League en su primera temporada, los Wolves se han consolidado en la zona noble de la tabla. Sería en la 2017-18 cuando gobernaron con puño de hierro la Championship que conquistaron con 99 puntos. Luego, en su primer curso en la categoría máxima del fútbol inglés, sellaron un 7º puesto, consiguiendo su vuelta a Europa por primera vez desde 1981. En esta última, la 2019-20, se quedaron a las puertas de volver a entrar en competiciones continentales (7º pero esta vez sin cupo), además de alcanzar los cuartos de final de la Europa League, donde fueron eliminados por el vigente campeón, el Sevilla.