INGLATERRA

¿Quién es Fabio Silva?: un punta de 40M€ con solo 3 goles como profesional

El portugués destacó en la Youth League con el Oporto y ya ha dado el salto a la Premier League convirtiéndose en el fichaje más caro de la historia del Wolves. Costó tanto como Falcao.

La burbuja del mercado de fichajes, algo desinflada aunque no acabada por la crisis provocada por el coronavirus, está acelerando los procesos. Los jóvenes que más destacan permanecen mucho menos tiempo en las primeras plantillas de sus clubes de formación que no pueden resistir las importantes ofertas que llegan desde las superpotencias del fútbol mundial o desde Ligas más importantes.

El último caso es el de Fabio Silva, perla de la cantera del Oporto de solo 18 años por la que el Wolverhampton ha pagado 40 millones de euros para reforzar su delantera. El precio es llamativo y más cuando se observan sus datos como profesional entre el primer equipo y el filial, que milita en Segunda: 786 minutos repartidos en 24 encuentros (cuatro titularidades con el primer equipo, tres con el B) y tres goles, uno ante el Familacao en Liga (3-0) y dos en Copa contra el Coimbroes (0-5) y contra el Vitória Setúbal (4-0). Su talento si brilló con fuerza en la pasada Youth League y en su liga doméstica con un total de 20 goles en 26 partidos con el juvenil en la 18/19. Su calidad y rol como estrella del equipo con Romario Baró en el campeonato juvenil fue avalada por Sergio Conceicao, que le dio hueco y tiempo de juego en el primer equipo batiendo múltiples récords de precocidad del club.

Ahora, el Wolves ha adquirido a por una de las promesas más importantes de Portugal que es, desde este sábado, el jugador más caro de su historia superando los 38 'kilos' que pago por Raúl Jiménez al Benfica en la 19/20. Su talento no está en duda pero su 'examen' en la élite ha sido realmente breve aunque su talento ya la hiciera protagonizar portadas de prensa deportiva nacional cuando estaba en el juvenil. En apenas unos días le espera la Premier League, una de las Ligas más competitivas del mundo, donde tendrá que convencer a su compatriota Nuno para tener minutos antes que Raúl Jiménez, Leo Bonatini y Leonardo Campana.

El proyecto del Wolves y Fabio Silva apunta a una cocina 'a fuego lento': pulir el talento, ponerlo a prueba en el primer nivel y luego, revender por aún más a un club top. Esto, si todo sale bien. De momento, la confianza en su talento le ha costado 'siete ceros' convirtiéndose en el sexto fichaje por el que más ha ingresado el Oporto empatado con Hulk y Falcao y apenas diez por debajo de Militao o a cinco de James o Mangala. Una promesa a precio de crack. 

Una familia de fútbol que jugó en eternos rivales 

Fabio Silva nació y creció con un balón en los pies por afición y también, por tradición familiar. Su padre, Jorge Silva, fue profesional durante más de 20 años en distintos equipos portugueses. En el 94, dio el salto a la primera plantilla del Boavista y también jugó en el Académica Coimbra, Leiria, Beira-Mar, Feirense y Gondomar, donde colgó las botas en 2011, cuando Fabio era solo un crío. Ahí, dio el salto al banquillo, aunque lleva sin entrenar desde 2017.

Antes que Fabio, el primer profesional de la familia fue Jorge Silva Jr, hermano mayor del ahora delantero del Wolves. Tras pasar por las canteras de Gondomar, Porto y Benfica, el mayor de los Silva acabó en la academia de la Lazio. A principios de temporada, Inzaghi le hizo un hueco en la primera plantilla y aunque ha ido convocado hasta en diez encuentros de Serie A no ha llegado a debutar con los romanos.

Como su hermano Jorge, Fabio también pasó por la cantera del Benfica. Desde 2015 a 2017 estuvo en Lisboa para luego regresar a al Porto, donde ha dejado hasta 40 millones de euros sin llegar a ser titular habitual en el primer equipo. En el juvenil, eso si, fue clave con sus cinco goles para hacerles campeones de Europa de la categoría.