INGLATERRA

El nuevo SúperChelsea asusta

El fichaje confirmado de Havertz, más los anteriores de Thiago Silva, Ziyech o Werner, dotan a los 'blues' de una plantilla con la que optar a todo.

La llegada de Kai Havertz, uno de los talentos más cotizados de Europa -y al que la pandemia seguramente dejó sin su sueño de jugar en el Real Madrid-, convierte al Chelsea en el equipo más ilusionante del top de la Premier League. Liverpool y Manchester City siguen siendo los titanes a batir, y los blues siguen un escalón por debajo con un grupo muy talentoso pero también joven, pero la decisión de sacar de nuevo la chequera por parte de Abramovich convierte al conjunto londinense en uno de los grandes atractivos de cara a la próxima temporada.

Havertz fue anunciado ayer oficialmente y las cifras que se valoran por su traspaso estriban entre los 80 y los 100 millones de euros, según los objetivos que consiga en su nuevo club. Es la joya de la corona, el talento al que más brillo confían en que saque Lampard. Un técnico que podrá disponer de algunos nombres nuevos muy sugerentes -como Ziyech, Werner, Chilwell o Thiago Silva- pero también otros que deberán afrontar su temporada de la confirmación -como Mount, Abraham o Hudson-Odoi.

Havertz, a sus 21 años, abandonó ayer por la mañana la concentración de la selección alemana en Stuttgart para pasar el reconocimiento médico en Londres, y, sobre las 21:00, se presentó en la web de club londinense. "Estoy muy feliz y orgulloso de estar aquí. Para mí es un sueño hecho realidad jugar para un gran club como es el Chelsea y no puedo esperar a conocer los jugadores y técnicos", comentó ya como jugador blue.

Su rendimiento en los últimos tiempos fue, además, sobresaliente, y es que consiguió marcar siete goles en los nueve partidos posteriores a la reanudación de la pandemia en la Premier. A pesar de que su mayor virtud no es la de goleador, la pasada temporada con el Bayer Leverkusen consiguió 18 goles en 45 partidos.

En la recámara, el Chelsea, que lleva gastados alrededor de 200 millones de euros contando con la operación de Havertz, todavía tiene por delante la contratación de un portero que pueda competir con Kepa, con el que no están del todo satisfechos. El elegido parece ser Edouard Mendy, portero del Rennes de 28 años por el que el equipo francés pide cerca de 35 millones de euros.