LEGANÉS

Tensión entre Valladolid y Leganés por el caso Miguel

Los pepineros quieren fichar al delantero activando una cláusula de su contrato que obliga a la cesión si se le iguala el sueldo. En Pucela se niegan. El caso podría acabar en LaLiga o la RFEF.

Tensión entre Valladolid y Leganés por el caso Miguel
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO DIARIO AS

Las relaciones entre el Leganés y el Valladolid se están tensando a propósito de Miguel de la Fuente, delantero del equipo pucelano (20 años) en la órbita de los pepineros y cuyo contrato termina el 30 de junio de 2021. Una cláusula del documento obliga al Valladolid a cederlo a otro equipo si el conjunto interesado le iguala o supera su salario actual siempre que estén en su último año de contrato, como es el caso. Es lo que ha hecho el Leganés.

Sin embargo, en Zorrilla entienden que esa cláusula no está en vigor (no aclaran por qué) y, por lo tanto, Miguel no puede acogerse a ella. Es más, amenazan con llevar el caso a los Tribunales si, por algún motivo, el Leganés oficializa el fichaje del ariete. El caso promete resolverse bien por intermediación de LaLiga o de la RFEF, toda vez que el pacto entre clubes está, por ahora descartado.

"Miguel nos ha solicitado irse al Leganés"

Ayer Miguel Ángel Gómez deslizó que era el Leganés el club que había ejercido de “cómplice” junto con la agencia de representación del futbolista para provocar la marcha de Miguel. “Si entra el Leganés, ellos sabrán cómo deciden actuar y cuál es el grado de relación y amistad con nosotros. Nosotros hemos ido de cara cuando hemos estado interesados en jugadores suyos, como con José Arnaiz. Como institución, cada uno elige la imagen que quiere dar. Tal y como está todo, lo más normal parece que es acabar en los juzgados”, avisó ya entonces

Hoy, durante la presentación de Orellana, Gómez ha sido mucho más claro: “El jugador ha presentado un escrito donde solicita salir cedido en su último año de contrato al Leganés”, ha desvelado.

El Leganés lo confirma

Fuentes del Leganés han confirmado a AS que, efectivamente, lo desvelado por el Valladolid es cierto. Esto es, el club madrileño quiere fichar a Miguel ejecutando esta cláusula de su contrato. Es todo lo que apuntan desde Butarque al respecto de este caso, sin aclarar cuál podría ser el devenir del asunto o los siguientes pasos jurídicos.

Sin embargo, en el entorno de la operación señalan que al fichaje sólo le quedan dos alternativas: que el Valladolid se niegue al préstamo (lo cual es equivalente a dejarle salir a coste cero) o acepte la cesión.

En el primer escenario, lo normal es que ante la negativa del Valladolid el jugador reclame su salida a las autoridades deportivas, en este caso LaLiga o la Federación Española, para que medien al respecto. Si la respuesta de estos organismos fuera negativa, ahí sí, el caso podría terminar en la Justicia Ordinaria, tal y como sugirió Miguel Ángel Gómez, pero a iniciativa del jugador. Si se resolviera a favor del Leganés, podría ser el Valladolid el que llevara el caso a juicio.

Arnáiz y Antoñito, daños colaterales

Entre tanto, este asunto ha salpicado otras dos operaciones que implican a Leganés y Valladolid. La primera, es el interés de Pucela por Arnáiz. Los blanquivioletas han presentado, según palabras de Gómez “seis ofertas distintas” al Leganés, “y el Leganés se niega”. La respuesta desde Butarque es sencilla: Arnáiz no está en venta. Al sur de la capital también se niega que, como se ha filtrado en Pucela, hayan ofrecido al delantero a otros equipos en mejores condiciones.

El otro nombre afectado por el caso Miguel es el de Antoñito. El lateral derecho del Valladolid es del agrado del Leganés, que en las últimas semanas estaba negociando lograr su carta de libertad para firmar, inicialmente, por el Tenerife. En Pucela estaban predispuestos siempre que las islas fueransu destino. La intromisión del Leganés parece haber hecho cambiar su opinión. Ahora las facilidades para liberarlo de su contrato no son tantas ante el riesgo de que Butarque sea su destino final.