Las Palmas

Raúl Fernández salta otra barrera

El portero vasco, que lleva sin jugar desde abril de 2019, volvió a ser operado de su rodilla izquierda. Las Palmas no se arriesga a dar un plazo de vuelta.

Raúl Fernández salta otra barrera
Carlos Díaz-Recio Diario AS

El efecto dominó que está sufriendo Raúl Fernández con las lesiones resulta devastador para cualquiera. Ocurre que el portero vasco, indiscutible en Las Palmas hasta su caída en desgracia, lleva sin jugar un partido desde la primavera de 2019, cuando una salvaje entrada de Jovanovic, del Cádiz, apenas sancionada con una tarjeta amarilla, le dejó abatido sobre el césped del Estadio Gran Canaria. Desde aquel 14 de abril su alineación ha sido imposible.

En el colmo de la dilatación, no tuvo el alta médica hasta el 17 de febrero de 2020, cuanto el periodo inicial de baja ofrecido por los médicos de la UD para recuperarse de sendas fracturas en la rótula izquierda y el quinto metacarpiano de la mano derecha oscilaba entre tres y cuatro meses. En cualquier caso, se le esperaba de nuevo en un partido oficial tras el obligado confinamiento por la COVID-19, pero en el regreso a los entrenamientos después del parón se fracturó el quinto dedo de su mano derecha, lo que traía consigo una nueva visita a la sala de operaciones y otros 2-3 meses de ausencia.

Ocurre además que los problemas físicos, ni que fueran una peligrosa letanía, dejan de perseguir a Raúl. Así, el 15 de agosto pasado, Las Palmas anunció que debía pasar de nuevo por el quirófano para sanar su rodilla izquierda, que no deja de darle problemas. Desde semanas antes ya se sabía que estaba descartado por el club, por lo que su salida es cada día más difícil.

La operación de Raúl Fernández tuvo lugar ayer. “Ha sido intervenido con éxito de la lesión de su rodilla izquierda. El tiempo de recuperación, según evolución”, se limitó a informar el club. Otra barrera más que tiene que saltar el guardameta bilbaíno.