Girona

El tridente del Girona, en la rampa de salida

Stuani, Samu Sáiz y Borja García son los futbolsitas con más cartel del equipo y pueden salir en las próximas fechas

El tridente del Girona, en la rampa de salida
Eddy Kelele DIARIO AS

Ya fue excepcional que un equipo de Segunda División juntase a tres futbolistas como Stuani, Samu Sáiz y Borja García en el mismo proyecto. Excepcional por la calidad de los tres, pero también por sus sueldos: pocos (por no decir ninguno) de los equipos de Segunda hubiese podido pagarles la ficha. Al menos, queriendo tener, como ha tenido el Girona, el resto de la plantilla a un nivel notable. Esta posibilidad se ha esfumado para la temporada que empieza, pues el Girona ha adecuado su presupuesto a su nueva realidad. Así pues, el tridente no seguirá de rojiblanco pese a tener los tres futbolistas contrato en vigor con el club de Montilivi.

A nadie se le escapa que el futbolista que más números tiene para salir es Cristhian Stuani. Por un lado porque su ficha es prácticamente inasumible para el club, pero también porque es el futbolista con mejor cartel de la plantilla. 69 goles en tres temporadas son su aval, que le vale para irse prácticamente a cualquier equipo. Una venta que Cárcel ya tiene asumida y que, por lo menos, ayudará a cuadrar la economía. La posibilidad de que continúe en Girona, aunque no totalmente descartada, es muy remota.

Un caso diferente es el de Samu Sáiz. Es también uno de los futbolistas mejor pagados y con mayor cartel del equipo pero su rendimiento, al menos en la primera parte de la temporada, no fue el mejor. Cierto es que el tramo final de campeonato fue notable, pero la economía manda y si llega una buena oferta a Montilivi podría salir.

Finalmente, el caso de Borja García es más particular. Es quien más años lleva en el club y quien más opciones tiene de seguir. Pese a ello, Borja lleva años demostrando que es uno de los mejores centrocampistas de la categoría y a nadie en Montilivi le extrañará si llegan ofertas por el madrileño.

A estos tres futbolistas se les suma Bono, que está pendiente de que el Sevilla abone unos cuatro millones por su marcha, y otros como Mojica y Juanpe, futbolistas con cartel y fichas elevadas que podrían acabar saliendo. La economía manda y el Girona no tiene más remedio que adaptarse.