LEGANÉS

El Leganés no ha recibido aún ofertas firmes por sus estrellas

La única propuesta oficial fue la propuesta del Valladolid por Arnáiz, pero se rechazó por contar con él. Algunos pesos pesados no ven mal irse y en Butarque no se descarta nada.

El Leganés no ha recibido aún ofertas firmes por sus estrellas
CHEMA DIAZ DIARIO AS

El Leganés no ha recibido oferta formal alguna por ninguno de sus pesos pesados en el vestuario. El único movimiento oficial ha sido por Arnáiz. El Valladolid quiere atar al delantero talaverano, pero José Luis Martí cuenta con él, tal y como dejó claro en una entrevista en AS. El preparador ya hablado con el futbolista para hacerle valer su importancia en el proyecto, algo que podría ayudar a su continuidad. El Lega, además, no dejará salir a ningún jugador a precio de saldo. En Butarque no necesitan el dinero como dejaron claro con los tres millones invertidos en Luis Perea, procedente de Osasuna.

Salvo el caso de Arnáiz, por ahora nadie más ha llamado a las puertas del mercado pepinero para buscar la salida de hombres como Cuéllar, Siovas, Silva u Omeruo, por citar algunos nombres relevantes y con cartel en Primera División y en el extranjero. Sí que es cierto que en Butarque admiten haber recibido alguna que otra comunicación interesándose por la situación contractual e intenciones del club con alguno de estos futbolistas. Pero esas comunicaciones no han pasado de ahí: de un posible interés.

En el Leganés la respuesta es rotunda a este respecto: no dejarán salir a cualquier miembro de su plantilla si no es por un precio ajustado a mercado (en muchos casos para recuperar la inversión inicial) o porque interese al Leganés dejarlo salir, bien porque no se cuente con él o porque pueda favorecer otras operaciones.

Un mercado anómalo

Así las cosas, esto no significa que al sur de la capital no crean que vaya a haber salidas. Alguna, deslizan, se producirá, aunque para que eso suceda aún haya que esperar algo de tiempo. El mercado vigente es anómalo por la crisis del COVID-19 y la mayoría de clubes creen que los movimientos más relevantes se darán ya cerca de la fecha límite, que este año es el 5 de octubre.

Hombres como Jonathan Silva u Omeruo cuentan con cartel no solo en España, sino también en el extranjero, pero la exigencia económica del Lega, sus contratos de larga duración y esa incertidumbre del mercado han hecho que no se haya producido por ahora ningún movimiento serio a su alrededor. Ocurre igual con Siovas y Cuéllar, aunque estos casos son distintos, porque a los dos les resta un año de contrato y el posible anhelo del jugador a no jugar en Segunda tiene algo más de fuerza.

En todo caso, el Leganés no vería en absoluto con malos ojos la continuidad de estos futbolistas, pesos pesados y hombres relevantes en temporadas anteriores que podrían dar gran rendimiento en la categoría de plata, añaden en Butarque. El mensaje, en todo caso, es el mismo: paciencia ante un mercado extraño en el que todo puede pasar... aunque por ahora nada esté sucediendo.