REAL MADRID

La 'operación bikini' del Madrid

La salida de James reducirá la masa salarial en 13 millones. Si encuentra equipo para Bale, en otros 29. Y la de Mariano, 9 más. Y Mayoral, Óscar, Reguilón...

El Real Madrid, salvo sorpresa mayúscula u oportunidad irrechazable en el mercado, no fichará este verano. Los tiempos y la capacidad económica se han reducido a la mínima expresión debido a la crisis sanitaria del coronavirus, que retrasó el final del curso oficial hasta bien entrado agosto y que ha cercenado en torno a un 20% de los ingresos blancos, aquellos que venían de las cuotas de socios y de la taquilla del Bernabéu, imposibles de recaudar en un contexto de fútbol a puerta cerrada. La consigna en el Madrid es clara: tirar con lo que hay, que no es poco, y encontrar acomodo a los que no cuentan para aumentar el flujo de caja y reducir la masa salarial. 

La plantilla ya aceptó en su día una rebaja del 10% de los salarios, gracias al rápido acuerdo entre Florentino y el vestuario, encarnado en la figura del capitán Sergio Ramos; aceptaron los jugadores que fuese incluso de un 20%, en caso de que no se hubiese podido reanudar la competición. Y el Madrid tiene intención de acometer una nueva rebaja, a la vista de que los aficionados no volverán a los campos, al menos de momento, lo que prolonga el sufrimiento para las cuentas blancas. En ese trabajo de adelgazar la masa salarial también juega un papel vital dar salida a futbolistas sin peso en el equipo, pero con fichas altas, como es el caso de James, cuya marcha al Everton está cercana.

James: 6,5 limpios al año

James percibe 6,5 millones de euros netos en el Real Madrid, además de otro medio millón que puede ganar por objetivos (250.000 por marcar más de 11 goles y otro cuarto de millón por dar más de 20 asistencias); unos objetivos que, evidentemente, el colombiano no ha alcanzado este curso, en el que ha disputado 728 minutos, marcado un gol y dado dos asistencias. James llegó al Madrid ganando 7 millones brutos por temporada, cifra que creció hasta los 7,7 a partir de su segunda campaña de blanco; sin embargo, antes de salir cedido al Bayern durante dos temporadas, estampó su firma en un nuevo contrato que elevó su salario bruto hasta los 13 millones, con capacidad de llegar a los 14. Eso es lo que se ahorrará el Madrid cuando James abandone al fin el club.

Es una cantidad muy importante, que le coloca en el tercer escalón salarial de la plantilla blanca, pese a que en la 2019-20 ha sido el 21º en minutos disputados; Areola, meta suplente, participó más que James. El gasto en salarios del primer equipo de fútbol (plantilla y cuerpo técnico) fue de 283,4 millones de euros en la temporada 2018-19; aún no son públicas las cuentas de la 2019-20, pero es de esperar que el gasto en fichas haya crecido por encima de los 300 millones después de incorporar a los Hazard, Jovic, Mendy, Militao, Rodrygo… El club tiene margen para cortar ahí, con un nombre muy claro: Gareth Bale.

Bale cuesta 29 millones

El galés está en el primer escalón salarial del Real Madrid: percibe 14,5 millones de euros limpios anuales (29 brutos), un poco más que Sergio Ramos, pese a que el capitán ha disputado este curso 3.800 minutos y el británico, apenas 1.260’; acabó siendo tan residual su papel que se negó a viajar a Mánchester para disputar la vuelta de octavos de final de la Champions ante el City, el cierre de temporada para el Madrid. En esta tesitura y ante la evidente ruptura de su relación con Zidane, lo normal sería encontrar una salida para Bale, pero eso mismo ya se intentó el pasado verano sin éxito. El enorme salario del galés es un impedimento a la hora de encontrarle acomodo, aún cuando el Madrid ya se resigna a dejarle ir gratis con tal de no abonar su ficha para no recibir retorno deportivo. En este mercado el club lo volverá a intentar, pero para ello necesita un pretendiente y que Bale se abra a marcharse, sabiendo como ya sabe que está por detrás de Hazard, Asensio, Benzema, Rodrygo, Vinicius, Lucas Vázquez…

Esas dos piezas, James y Bale, son las fundamentales para que el Madrid adelgace su masa salarial: entre ambos, le cuestan al club 42 millones, casi un 15% del gasto total en fichas del primer equipo. Son los dos principales, pero no los únicos: también están en la rampa de salida Mariano (4,5 millones netos por año, un gasto de 9 millones para el club; el Benfica está muy interesado en él), Reguilón, Ceballos (pendiente de empezar la pretemporada y de la decisión final de Zidane), Óscar, Soro, Mayoral… Si el Madrid logra dar salida a todos ellos, se quedaría con una plantilla de 23 hombres y reduciría el gasto en salarios por encima de los 60 millones. Lo ideal en este fútbol en tiempos de coronavirus.