LEGANÉS

Ibáñez: "Quería volver al Leganés, me quedé con ganas de más"

Rober Ibáñez, nuevo fichaje del Leganés, se muestra ilusionado por un retorno con el que espera cerrar su etapa inconclusa de 2016. "El objetivo es ascender, pero sin obsesionarnos"

Ibáñez: "Tenía gana de volver al Leganés, me quedé con ganas de más"
@CDLeganes CD Leganés

El pelo ensortijado de Rober Ibáñez, ahora más rubio, es distinto. También sus brazos, que en 2016 no estaban tan tatuados. El resto, insiste este valenciano de 27 años, se mantiene intacto: la ilusión, las ganas, su espíritu ofensivo... Han pasado ya cuatro temporadas desde que, casi por estas mismas fechas, a finales de agosto, fichara por primera vez por el Leganés. Entonces, como hoy, lo hace a préstamo, aunque cambia el equipo de origen. De Valencia a Osasuna. También muta la experiencia. La vida le ha pegado alguna que otra cornada en medio de éxitos relevantes. Curioso: la más importante la sufrió vistiendo de pepinero. El 21 de noviembre de 2016 se rompió la rodilla y dijo adiós a la temporada tras hacerle dos goles al equipo hoy dueño de sus derechos. A Osasuna.

Aquella paradoja se ha mimetizado constante en su presentación telemática y en diferido como nuevo jugador del Leganés. Confiesa Rober Ibáñez que sí, que le quedaba algo de ánimo de revancha por tan amarga campaña inconclusa. Su vuelta a Leganés tiene algo de vendetta poética que espera solventar con el retorno a Primera sin que el asunto del ascenso sea, ha aclarado en la sala de prensa de la ID Butarque, una obsesión. “Está claro que el objetivo debe ser volver, pero sin agobios. Así lo conseguimos en Osasuna y fue un año histórico”, ha evocado.

A su lado, Txema Indias, director deportivo del Leganés, le escuchaba tras agradecerle un retorno que espera que sea “un paso atrás para dar dos adelante”. “Has apostado por nosotros y no es sencillo bajar de Primera a Segunda. Vuelves a tu casa”, le ha dicho poco antes de sostener junto al protagonista de la mañana la que será su nueva zamarra, con el 18 como dorsal y su nombre escrito para no dejar lugar a dudas: Rober y no Róbert Ibáñez.

¿Qué valoración hace de su fichaje?

Estoy muy contento de estar aquí. Gracias a Txema y al club por hacer el esfuerzo de venir a por mí. Es un paso importante en mi carrera. Tenía ganas de vestir la camiseta del Leganés. Sólo pude disfrutar tres meses. Vengo con muchas ganas, a aportar mi granito de arena. Al final de temporada, intentaremos lograr el objetivo.

¿Por qué volver al Leganés?

Es que el tiempo que estuve aquí, de vuelta, estuve muy bien. Muy cómodo y a gusto. Me trataron genial desde el primer día. Es un club familiar y estuve cómodo, sí. Espero que este año me respeten las lesiones y pueda disfrutar de nuevo del fútbol.

¿Le quedaron ganas de resarcirse tras su lesión en el Leganés? ¿Cómo si tuviera que volver para cerrar aquel capítulo?

Sí, fue un poco amargo todo aquello. Metí dos goles, estaba en un momento de crecimiento de mi carrera… pero cuando todo iba bien, llegó la lesión. Me quedé con ganas de más. No te voy a mentir. Quería volver, volver a disfrutar, que la gente pueda ver lo que puedo dar al equipo. Sobre todo, quiero disfrutar de nuevo del fútbol.

Cuéntenos los ingredientes que tiene el Lega para subir. Porque el objetivo, es ascender, ¿no?

Está claro que el ascenso tiene que ser el objetivo, pero sin obsesionarnos. Mira, el año que ascendí con Osasuna íbamos partido a partido. No nos obsesionamos con subir. Y lo logramos en una temporada histórica.

¿Qué recuerda de aquella noche trágica de la lesión?

Aún me acuerdo de todo. Jugamos en lunes, entrenamos por la mañana, yo ya sabía que iba a ser titular, vino toda la familia a verme… iba a ser un día muy bonito. Pero salió mal. Metí dos goles, primera victoria en Butarque… y a falta de 10 minutos, lesión… me fui disgustado, pero ya estoy recuperado de todo eso. Tengo muchas ganas de jugar.

¿Busca ser titular y determinante?

Vengo con ganas de sentirme cómodo. Lo de titular tendré que ganármelo. Quiero aportar mi grano de arena y darlo todo. Nada más.

Pero, ¿cuáles son sus objetivos? Por cierto, el Leganés ha cambiado mucho a su alrededor desde aquel primer año.

A ver, el objetivo individual es el objetivo colectivo. Si juego, aporto y ascendemos, será una temporada muy buena. Si al final estoy bien, pero el equipo no asciende, no te quedas contento. ¿Las instalaciones? Ha sido un paso muy grande. Cuando llegué yo las instalaciones no eran las mejores.

¿En qué ha cambiado su estilo con respecto a hace cuatro años?

Ahora soy mejor jugador que antes de la lesión. He madurado. Ahora soy un jugador que me gusta meterme también más por dentro. Lo demás, soy como era. Cuando tengo la bola, trato de ir adelante y, cuando el balón está en el otro lado, trato de llegar al área para hacer gol.

¿Está listo para asumir un rol importante en esta temporada clave?

En Osasuna, cuando me firmaron también me firmaron en un rol como el de aquí. Yo no tengo presión. Trato de salir al campo y ayudar al equipo.