FELIPE LLAMAZARES

"Estamos ante el crac económico del fútbol en Segunda B"

El director general de la Cultural pide empezar la competición cuanto antes con los equipos que pueden hacer frente a los gastos y cumplen las reglas y denuncia la mala praxis de otros clubes.

"Estamos ante el crac económico del fútbol en Segunda B"

Felipe Llamazares, director general de la Cultural y Deportiva Leonesa, analiza en AS el inicio y las complicaciones de la próxima temporada. Desde los problemas económicos que existen en la categoría y apuesta por la creación de la Segunda B Pro cuanto antes para los equipos que cumplen con las reglas fiscales y laborales en la categoría de bronce.

¿Cómo está preparando la Cultural la próxima temporada sin saber ni cuándo ni cómo empezará?

Estamos intentando gestionar adaptándonos a las circunstancias. No nos hemos acogido a un ERTE y nos preocupa cuándo empieza la temporada para sacar la temporada de socios, que irá relacionada con el número de partidos que van a ver. En la parte de los jugadores, manejando y retrasando fechas de comienzo. Solo sabemos que tenemos cuatro semanas antes para la pretemporada. En principio, tenemos fijado que los jugadores vuelvan el 24.

Lo que trae el nuevo fútbol son los test. ¿Es viable hacer tantos PCR en la economía de Segunda B?

Estamos ante un tsumani. Ante el crac económico del fútbol en Segunda B en los próximos meses. Estamos en 102 equipos con una diversidad de presupuestos y circunstancias abismales. Por un lado hay equipos como el nuestro, con inversores muy potentes que meten mucho dinero en la maquinaria e industria del fútbol, y tenemos clubes, como con los que he hablado con alguno esta semana, que no tienen capacidad económica para empezar la liga. Al no tenerla, no saben cómo ir a un mercado al que vamos todos. Y, por otro lado, hay otros clubes que están dentro de un ERTE y el Estado está pagando sus nóminas, no como nosotros que las estamos asumiendo como hemos elegido y no tenemos nada que decir. Pero sí tiene que haber unas reglas para equipos que están en un ERTE y están yendo al mercado a contratar jugadores con menos carga laboral y económica que nosotros, que pagamos todas las nóminas a primeros de mes. Lo más grave es que todavía en el mercado hay clubes ofreciendo cantidades astronómicas a los jugadores para poder meterse la próxima temporada en la Segunda B Pro y parte de esas cantidades están ofreciendo en un doble contrato en la que no se cotiza ni en la Seguridad Social ni Hacienda. Aquí la Federación tiene que decir algo. No podemos competir en desigualdad. Somos clubes que estamos pagando todo, como tiene que ser en este país, y otros equipos, que son muchos y compitiendo con grandes cantidades de dinero con nosotros, que se ahorran ese 35% de la Seguridad Social y el IRPF que tienen que declarar. Entiendo que el CSD y la RFEF tienen que tomar cartas en el asunto porque si no lo vamos a tener que tomar los clubes. Yo no puedo competir con un equipo que no sigue las reglas fiscales y laborales que todo el mundo tiene que seguir. Esto va a impedir que muchos clubes puedan competir.

Dice que si el CSD y la RFEF no toman cartas, lo harán ustedes. ¿En qué sentido lo dice?

Si nosotros nos sentimos perjudicados o en desigualdad tendremos que ir a las autoridades laborales y fiscales a denunciarlo. Si voy a jugar contra un equipo que me consta, por jugadores y agentes, que está haciendo eso, yo tendré que denunciarle. Sino que estoy perjudicando a mis propietarios, inversores y socios. El dinero que ponen los socios aquí no vale lo mismo que en los clubes que pagan en unas condiciones distintas. Lo que más grave veo en esto es que la propia AFE, que participa en este negocio, defiende a jugadores que no están fiscal y laboralmente en lo que le corresponde. Como sindicato tiene que entrar también. Esto es un galimatías. Estamos todos jugando con las mismas normas en el campo, por qué no lo hacemos también fuera.

La semana pasada salió un informe diciendo que no existen deudas a jugadores en la Segunda B. Pero en verdad, a muchos se les paga en B.

Ayer hablaba con un representante y para un jugador me dice que el equipo X le ofrece 125.000 euros y 30.000 euros en mano al representante. No puede venir ese jugador conmigo porque yo no puedo ofrecerle ese dinero. Esto se quiere permitir y no puede ser.

¿Qué clubes son los que están haciendo estas trampas?

Hay más de los que nos imaginamos. Tenemos controlados bastantes. Precisamente por esto es el momento de poner coto. Incluso es el momento de que la Segunda B Pro se pusiera en marcha. Requisitos para los avales y condiciones mínimas como de instalaciones y presupuestos para competir. Sino en 102 equipos va a ser muy complicado que todos reúnan esas condiciones. Lo que está pasando es que muchos clubes están apostando lo que tienen y lo que no para meterse en la Liga Pro el año siguiente. Si en enero o febrero esto no se ha producido, pues llevará a un crac y tendremos un problema porque se dejarán de pagar contratos. Los problemas hay que cogerlos por los cuernos y enfrentarnos a ellos. Hay que ver si los 100 o 102 equipos tienen capacidad económica y recursos para entrar en una competición con las circunstancias que tenemos. Si no las tienen, no lo iniciaremos. Aquellos con capacidades y con inversores van a salir perjudicados.

La Federación está en una fase de estudio para implantar en el futuro un control económico en la categoría. Hasta entonces no habrá sanciones.

Creo que a ese asunto le tienen que meter mano rápidamente. Entiendo que puede ser complicado para la Federación porque somos muchos clubes. A lo mejor hay que empezar por otro lado. De cuales todos estos clubes cumplen estos requisitos. Pues los que los reúnan, y es fácil demostrarlo, podrán jugar en esta Segunda B. Los que no los reúnan, no se podrán.

Estos clubes podrían estar realizando un mal uso de las subvenciones que les llegan.

Las subvenciones que hay del programa de la Federación van a todos los clubes y no todos están cumpliendo las normas. Hay clubes que no están cumpliendo con la normativa laboral están recibiendo subvenciones. Estamos viendo que esto está sucediendo y lo está permitiendo la AFE, los agentes, los jugadores y los clubes. Esto provoca una desigualdad para los que estamos cumpliendo.

¿Dais un margen para que el CSD y la RFEF actúen antes de hacerlo ustedes?

No es cuestión de darles un tiempo, es cuestión de preguntar qué pueden hacer y sino, nosotros como club, tendremos que hacer algo para no competir en desigualdad.

¿Cómo ha afectado económicamente la coronacrisis a la Cultural?

Nosotros decidimos no hacer ERTE, llevábamos una economía saneada, sobre todo nos ayudaron los partidos de Copa para la cuenta de resultados. Desde que entró Aspire la gestión es totalmente profesional. Esto nos ha permitido no hacer ERTE. Pero lo que pasa es que nuestros presupuestos ya se ven mermados de cara a la próxima temporada. Sobre todo, por la situación de la pandemia, los patrocinadores, abonados…

La Federación desmintió que su intención fuera iniciar la próxima temporada en enero. Pero si empeora la situación sanitaria y hubiese un nuevo confinamiento esto sería inevitable. ¿Cómo afectaría a la economía de los clubes ir retrasando cada vez más el inicio?

Lo que está viniendo es un tsunami y arrasa todo. La situación es sanitaria. Si somos capaces de empezar la competición pronto salvaremos parte de los muebles en el tsunami. Si se retrasa mucho la competición y no podemos tener ingresos y tenemos que seguir pagando los mismos contratos, tenemos que parar. Y el parar significa cerrar la puerta. No podremos pagar si no ingresamos. Si empezamos pronto podremos reajustar los presupuestos. Tiene que ser rápido. Sino que tendremos que buscar soluciones. Y esto hablando de un club que económicamente está saneado. Si nos metemos en Segunda B en clubs con ingresos más limitados, no pueden empezar la competición. No pueden pagar. Nos podremos encontrar ante un cierre patronal si se retrasa mucho. Y eso conllevaría a que no cobra nadie. Esta es la realidad. Seguimos poniendo parches y avanzando. Pero igual clubes que si pueden empezar no lo hacen porque otros equipos no lo pueden hacer. A quiénes sí pueden démosles las condiciones para que lo hagan y esperemos con el resto. Es la cruda realidad. Es una situación muy difícil para la Federación, pero algo hay que hacer, sino se nos va el fútbol.

¿Es optimista en la vuelta de los aficionados a los estadios?

Lo que pensamos es que de aquí a enero va a ser complicado que venga gente al estadio. Estamos buscando que para los que paguen el abono llegar a un acuerdo con Footters para que vean el partido en televisión. También entra un factor sentimental y afectivo. Tenemos llamadas de socios que quieren ayudarnos y que se quieren sacar el abono, aunque no vayan a los partidos. Esto nos va a ayudar a aguantar un poco la marea. Para ser realistas, hasta enero o febrero no habrá gente en los estadios.