MÁLAGA | MUNIR

“No es lógico que el club exija bajar salarios y fiche jugadores”

El portero y Dani Pacheco han hablado sin tapujos de la nueva realidad que vive el Málaga, obligado a llevar a cabo una profunda reestructuración del gasto salarial de la plantilla.

“No es lógico que el club exija bajar salarios y fiche jugadores”
MARIANO POZO

Munir y Dani Pacheco han opinado sobre los movimientos que está realizando el club con respecto a la plantilla y la fortísima reducción de salarios que se ha planteado a la mayoría de los jugadores. El cancerbero no se ha mordido la lengua al calificar la situación como “injusta” y reconoce que “fastidia”. “A todos nos gustaría vivir otra situación y que se hubiesen cumplido muchas cosas que se nos prometieron. Se nos está pidiendo mucho sacrificio y no nos sorprende porque hemos vivido ya muchas situaciones”, afirmó en COPE.

También opinó sin tapujos del fichaje de Dani Barrio, atado desde hace bastantes días por la dirección deportiva: “Son decisiones del club. No lo veo lógico que el club le exija a jugadores que se bajen el salario y luego fiche jugadores. Pero son decisiones de la gente que manda en el club. Respetables. Puedes compartirlas o no, pero ellos mandan. Yo me dedico a lo mío que es entrenar y dedicarme a los entrenamientos. El que venga va a ser bienvenido y va a venir a sumar y lo vamos a recibir con los brazos abiertos porque este vestuario es así. A Dani Barrio lo conozco. No coincidí con él pero lo conozco y tenemos bastantes amigos en común. Ha estado en el Numancia y en el Melilla como yo”.

El internacional por Marruecos reconoce que en el vestuario hay “mucha incertidumbre. Lo que estoy viviendo yo lo están viviendo muchos compañeros del equipo. No es nada nuevo, llevamos dos años viviendo cosas muy parecidas y es lo que nos toca vivir aquí. Yo de momento estoy tranquilo, me centro en los entrenamientos y lo que tenga que pasar, pasará. Trato de no darle muchas vueltas porque no lo puedo controlar”.

Munir también opinó de la notable reducción de los contratos propuesta por el club: “A compañeros míos se les exige algo que es suyo y tendrán que hacer un esfuerzo o para irse o para quedarse. Todos se quieren quedar y están ilusionados con la temporada. Nos gustaría seguir juntos. Hay muchas situaciones que no comparto y que prefiero guardármelas para mí. Yo siempre he estado a disposición del club para todo. Mi compromiso ha sido para poder ayudar, a pesar de muchas cosas que no comparta con ellos. Pero a disposición del club y mi puerta la van a encontrar abierta si quieren llamar y voy a ayudar lo máximo posible, como ellos a mí cuando lo he necesitado”.

En cuanto a su futuro, el meta asegura que le gustaría que la resolución fuese “satisfactoria para todas las partes. No sé si será así, pero vamos a intentar que lo sea. ¿Ofertas? Están habiendo bastante opciones, pero no me gusta que parezca que quiero hacer lo posible por irme. Para nada me quiero ir. Mi primera intención es seguir y me centro en los entrenamientos porque quiero seguir. Quiero que se compita, que se solucione todo, que hagamos una plantilla competitiva. Todos tenemos la esperanza de que cada uno haga su trabajo en su parcela, como nosotros en el campo, para solucionar la situación. Hacer un proyecto bueno y poner al Málaga donde se merece”.

¿Tiene alguna propuesta de Primera? Responde Munir: “No te puedo decir nada porque no hay nada concreto y ninguna opción ahora mismo. Estoy pensando en el Málaga y no más allá. El club a mí no me ha transmitido nada y es quien tiene que tomar esa decisión. Yo soy del Málaga y respeto eso al cien por cien. Mi ilusión es seguir, que se solucione todo, hacer una plantilla competitiva y luchar por lo máximo. Nos lo hemos ganado en el campo y la afición se lo merece. Que todo el mundo haga desde su parcela y yo desde la mía voy a defender esta camiseta hasta el final. Si el club decide que me tengo que ir será una decisión suya porque yo quiero seguir. Acabo contrato el verano que viene”.

El portero asegura que desde el club han tenido contacto con su representante, “pero conmigo no lo han tenido. Tampoco me ha propuesto nada de negociación. Sí que ha habido comunicación para solucionar algunos detalles, favores que nos han pedido y hemos aceptado y de momento conmigo no se han comunicado para alguna propuesta”.

Munir también hizo balance de su rendimiento en Martiricos: “A nivel personal me he encontrado muy a gusto y cómodo compitiendo con esta camiseta. Creo que he competido bastante bien, que es importante. Sé que ha pasado factura no conseguir el ascenso el primer año. En cuanto a la exigencia de la gente hacia mí, después de no conseguir el ascenso y no hacer un buen playoff, la gente me ha exigido más y creo que he competido, he estado a la altura y estoy orgulloso de lo que he hecho aquí en Málaga”.

Pacheco: “No sé mi futuro, ojalá pueda quedarme”

Dani Pacheco habló en la SER y se refirió a esa rebaja próxima al 80 por ciento que el club le ha propuesto para poder mantenerse en el proyecto: “No sé mi futuro. Yo quiero cumplir mi contrato, me gustaría seguir aquí. Ya sabes la situación que tenemos. El club se ha puesto en contacto con una parte de la plantilla, la gente que tenemos los salarios más altos. Nos han dicho que tenemos que bajar a una parte muy inferior de la que cada uno tenemos. Cada uno hablamos permanentemente con el club, con nuestros agentes, tratando de llegar a un acuerdo. Según tengo entendido, la cantidad es la misma para todos. Esa es la cantidad por la que debemos estar, esos 200.000 no tiene por qué ser exacta pero sí muy cercana a todos. Nos dieron unos días para pensar, responder o hablar con nuestros abogados. En eso estamos, hablando con nuestra gente y a ver cómo lo solucionamos”.

El malagueño reconoce no saber dónde iniciará la próxima temporada: “No sé qué voy a hacer. En mi cabeza por supuesto no está denunciar. Creo que en la de nadie. Todos están por la labor de ayudar. De hacer algo razonable. Obviamente una rebaja de casi un 80% no es agradable para nadie, en ningún trabajo. Pensando, buscando maneras de poder solucionarlo y esperando que el club, según avancen los días y se vayan dando cambios de salidas o entradas, ir viendo si se puede mejorar esa primera cantidad que han dicho. Mis abogados lo saben todo. Están trabajando en ello. Hablando con el club, el club puede llamarme las veces que quiera, como a mí. Estamos ayudando en lo posible, tenemos un dinero pendiente del año pasado que casi todos los clubes te suelen pagar media parte mes a mes y la otra mitad a final de temporada. Todos hemos aceptado dividirlo en los meses que el club ha querido, no hemos puesto problemas. Estamos ayudando, somos trabajadores, tenemos nuestro contrato... podemos ayudar pero si creemos que la rebaja es demasiado, habrá que buscar otra opción”.

Pacheco es consciente de que estas dos temporadas no han sido las mejores de su carrera en cuanto a rendimiento: “Llevo dos años, no han sido los mejores de mi carrera. Si me tengo que marchar del Málaga, no me gustaría marcharme sin poder demostrar lo que puedo demostrar. Las lesiones han sido una parte muy importante. Llegué con mucha ilusión”.

El mediapunta también habló de sus diferencias con el exjefe de los servicios médicos del club, Daniel Rosado, que ha sido relegado a la Academia: “Hemos tenido nuestros más y nuestros menos con los servicios médicos. Siempre hablando a la cara. A mí no me llegó a decir que era psicológico. Él me ha ayudado en todo lo que ha podido. Hemos tenido nuestras discusiones. Somos exigentes y queremos jugar, insistimos. El doctor debe informarte de qué es bueno y qué no es tan bueno, qué puede pasar si te tomas esta medicación... Hay cosas que son más sanas y otras que lo son menos. Cuando tienes que confiar en alguien y tú no confías en él… Yo se lo dije a la cara. Yo me puse a disposición de otros doctores. Nuestra relación es correcta. Él intentó solucionar mi problema pero no se dio con la tecla”.

Y añadió: “En favor de él y de otros hay que decir que el propio doctor Cugat, con toda la experiencia que tiene, cuando me vio no tenía claro lo que podía ser. Ni Cugat sabía lo que era hasta que abrió. Había un pequeño neuroma, que es una especie de tumor que se había creado tras el golpe. No era malo, era una fibrosis. Era un nervio que me estaba provocando todo ese dolor. Me cortaron el nervio y a raíz de ahí, se habían llevado parte del calcáneo. Lo han limado para que no duela”.