ATLÉTICO DE MADRID

Los 9 fichajes del Atlético: más luces que sombras en su debut

Las caras nuevas han acumulado 17.351 minutos, 19 goles y 20 asistencias. Lodi, Felipe o Llorente, sensaciones. De João Félix se espera un paso más.

Trippier, Felipe, João Félix, Lodi, Llorente y Carrasco.
AS

El Atlético ha vivido un año complicado, marcado por la transición de decir adiós a ocho futbolistas, muchos de ellos claves (Griezmann, Godín, Juanfran, Filipe, Lucas y Rodrigo) y la llegada del mismo número de caras nuevas el pasado verano, a lo que se unió el regreso de Carrasco al club en enero.

A pesar de la decepción en la Champions, donde el Leipzig apeó al Atlético del camino a las semifinales cuando todos los sueños estaban puestos en la competición, el rendimiento de los fichajes ha sido, en líneas generales, satisfactorio. Entre todos ellos han acumulado 17.351 minutos, han aportado 19 de los 68 goles del equipo y han añadido 20 asistencias. Futbolistas como Lodi, Felipe y Carrasco han ofrecido un gran rendimiento, Llorente ha tenido un crecimiento tremendo desde el parón y João Félix ha mostrado destellos de una gran calidad. Trippier han ido de más a menos, mientras que Herrera y Hermoso no han conseguido tener continuidad y Saponjic ha sido una incorporación testimonial. Así ha sido el rendimiento de los fichajes rojiblancos:

Lodi: 3.317 minutos, un gol y tres asistencias

El brasileño ha sido todo un acierto. Con un crecimiento notable, ha acabado el curso como el cuarto lateral izquierdo más valioso del mundo. Sin un sustituto natural en la plantilla, la roja que vio en su debut oficial fue un espejismo. Lodi ha demostrado un talento grande en ataque, subiendo la banda con constancia, con calidad en el centro, peligro en sus disparos y una gran habilidad para combinar y controlar el balón. Pero su gran progresión ha sido en defensa. Con el Cholo muy encima, ha dejado actuaciones notables contra el Liverpool y en el Camp Nou frente al Barcelona. A sus 22 años ha cumplido todas las expectativas y con sus 3.317 minutos ha sido el fichaje que más ha jugado y el quinto futbolista de la plantilla con más participación, solo superado por Oblak (4.446), Saúl (4.246), Thomas (3.571) y Koke (3.526), el núcleo duro de Simeone. Se estrenó como goleador ante el Granada y apunta a ser el lateral del Atlético y de la selección brasileña durante la próxima década.

Felipe: 3.090 minutos y dos goles

Compatriota de Lodi, su fichaje fue muy diferente, pero el rendimiento también ha sido plenamente satisfactorio. En el caso de Felipe su llegada se produjo como un defensa veterano para competir con un puesto con otros tres centrales de primer nivel, partiendo la temporada como el cuarto jugador en el puesto. Sin embargo, cuando le llegó la oportunidad, no pudo aprovecharla mejor. Las lesiones de Giménez y Savic le abrieron las puertas del once y hasta el parón se convirtió probablemente en el jugador de mayor rendimiento del Atlético. Insuperable en el mano a mano, esplendido por arriba y dando gran seguridad, Felipe ha sido una gran sensación después de que hubiese ciertas criticas por incorporar a un jugador que ya rondaba la treintena. Su único problema es que le cuesta coger la forma, lo que le llevó a empezar la temporada todavía un punto por debajo y volver del parón más lento que sus compañeros, por lo que se le ha visto poco.

Trippier: 2.730 minutos y cinco asistencias

La operación de pubalgia a la que se sometió en febrero ha marcado la temporada de Trippier. El inglés había empezado el curso completamente adaptado, mostrando ya en el debut contra el Getafe su gran habilidad en el centro poniendo un balón de oro para Morata y rindiendo a gran nivel tanto en defensa como en ataque. Excelente en sus centros a balón parado, el nivel de Trippier ha caído en los últimos meses de competición, acabando con el puesto mucho más comprometido respecto a Arias. En esas últimas apariciones se le ha visto más lento y con más dificultades atrás. Pese a esto acabó el curso como el noveno jugador con más minutos y aportando cinco asistencias.

João Félix: 2.483 minutos, 9 goles y tres asistencias

El portugués inició el curso maravillando por su calidad y la acabó de la misma manera, pero entre medias vivió constantes altibajos. Las lesiones y las alternancias entre el once y el banquillo han marcado la primera temporada del fichaje más caro de la historia del club. Pese a las dificultades, los nueve goles anotados le han llevado a cerrar el curso como el segundo máximo goleador del equipo solo por detrás de Morata. A sus 20 años, se espera que la segunda temporada de João Félix en el Atlético sea la de su explosión. Ya definitivamente en su posición ideal de segundo delantero, con más presencia en los metros finales y explotando su calidad y visión de juego. Ante el Leipzig demostró que por carácter no va a ser, ya que fue capaz de echarse al equipo a la espalda y tomar la responsabilidad de lanzar el penalti. El Golden Boy todavía tiene que dar varios pasos adelante, tiempo tiene.

Llorente: 1.718 minutos, cinco goles y cinco asistencias

Anfield le ha cambiado la vida. La euforia por su doblete para eliminar al Liverpool podía venirse abajo durante el parón, pero fue al contrario. Llorente regresó más fino que ninguno y Simeone sorprendió a todos colocándole como delantero en San Mamés. Desde entonces se ha destapado como un jugador ofensivo enorme, imparable en carrera, con capacidad de jugar de espaldas y generosidad para el último pase. Firmado como pivote, la duda de la próxima temporada parece que estará entre la banda derecha y la delantera, una nueva baza de ataque para el Cholo. El '14' pasó de jugar el 30,9% de los minutos en Liga antes del parón al 64,8% y el año que viene comenzará como jugador importante. Ha sido una de las reconversiones más inesperadas en mucho tiempo.

Hermoso: 1.691 minutos

El central no ha tenido un año fácil. Durante la pretemporada se confirmó como la primera alternativa para Giménez y Savic, pero la explosión de Felipe le dejó sin opciones. Incómodo en sus minutos en el lateral izquierdo, Hermoso ha acabado como el decimoquinto jugador de la plantilla en minutos. Su futuro está en el aire, ya que el jugador pensaba que iba a ser más protagonista y goza de un buen mercado, algo que dada la situación económica del Atlético deja abierta su posible salida. Con gran desplazamiento de balón, tuvo un periodo del curso donde se hizo fuerte con Felipe en el centro de la zaga, pero acabó siendo completamente secundario y perdiéndose las dos últimas jornadas ligueras por una roja directa ante el Betis.

Héctor Herrera: 1.530 minutos, un gol y dos asistencias

El caso del mexicano ha sido curioso, cuando parecía que merecía más minutos no los tenía y cuando le llegó mayor continuidad bajó su nivel. El partido ante el Leipzig dejó marcado el papel de Herrera, completamente superado por el equipo alemán. Por su mentalidad y características parecía que iba a encajar como un guante al sistema de Simeone. Sin embargo, no ha tenido un buen curso. Ha alternado algún partido bueno en el medio, rompiendo líneas con un pase marca de la casa para Lodi que ocasionó varios goles, con una incapacidad para hacerse dueño de los partidos. Hay que tener en cuenta que Herrera llegó sin coste alguno y su continuidad no está del todo confirmada.

Carrasco: 718 minutos, un gol y dos asistencias

El regreso del belga ha sido un foco de aire fresco. Incorporado el último día del mercado invernal, tras el parón ha recuperado la mejor versión previa a irse a China. Imparable en carrera, desequilibrante y trabajador, la continuidad de Carrasco es un punto importante para la próxima temporada y todo parece bien encaminado. Su partido en el Camp Nou fue espléndido, forzando dos penaltis y dejando claro que en forma es un gran jugador. Acabó el curso como titular indiscutible y ante el Leipzig fue, junto a João Félix, el único jugador fino cerca del área rival.

Saponjic: 64 minutos

El serbio ha tenido una presencia nula. El vigesimocuarto jugador de la plantilla en minutos, por detrás de Adán y Manu Sánchez, debutó en Copa contra la Cultural y solo tuvo minutos residuales ante Leganés y Celta. Poco se puede decir de Saponjic. Con 22 años tendrá que buscarse el protagonismo en otro lado.