BARCELONA-NÁPOLES

El Barça veta a Arthur y le impide entrar al Camp Nou

El brasileño pretendía ver el partido en las gradas, pero el club le ha impedido el paso hasta que no mantenga una reunión con la directiva. Ha dado negativo en el test PCR.

El Barça veta a Arthur y le impide entrar al Camp Nou
Alejandro Garcia EFE

El culebrón del brasileño Arthur Melo está tomando ya unos tintes esperpénticos que harían las delicias del mismísimo Valle Inclán. Este sábado el jugador acudió al Camp Nou con la intención de entrar en el campo y ver desde las gradas el partido de vuelta de la eliminatoria de los octavos de final de la Champions ante el Nápoles. Sin embargo, desde el club le vetaron el acceso, recordándole que debía mantener una reunión con la directiva. El entorno del jugador ha afirmado a AS que ha dado negativo en el test PCR, aunque según ha afirmado Guillermo Amor, responsable de relaciones institucionales y deportivas del primer equipo del Barça, este test no es válido para la UEFA.

La situación es tan rocambolesca, que el jugador se hizo el viernes por la tarde el test de PCR en la Ciutat Esportiva, y hoy se han conocido los resultados, siempre según el entorno del brasileño: ha dado negativo. Además, en el Barcelona recuerdan también que el jugador tiene abierto un expediente disciplinario por falta muy grave y hasta que no se resuelva, no puede participar en la actividad ordinaria del equipo.

De hecho, el Barcelona ha emplazado a Arthur a una próxima reunión -en teoría está convocada para este lunes- con el fin de resolver este auténtico galimatías. En principio, se espera que sea el secretario técnico, Eric Abidal, el intermediario por parte del club, aunque no se descarta que le acompañe el CEO de la entidad catalana, Oscar Grau.

Una cumbre en la que estarán Arthur y sus abogados, y que tendría que concluir con una solución beneficiosa para ambas partes. El jugador quiere rescindir su contrato de forma amistosa y marcharse a la Juventus, y el club quiere un resarcimiento moral y económico tras el acto de rebeldía que protagonizó el jugador al no presentarse al test de PCR tras las semana que disfrutaron de vacaciones nada más finalizar LaLiga.