SEVILLA - ROMA

1x1 del Sevilla: Ave Lopetegui, los que dudaron de ti te saludan

Monumental repaso táctico del ex seleccionador de España a la Roma en un partido en el que el Sevilla mereció un marcador más amplio

El Sevilla venció a la Roma desde el planteamiento del partido días antes. La presión dispuesta por Lopetegui ahogó a los italianos, la apuesta por En Nesyri en punta salió perfecta y el equipo volvió a demostrar estar como motos en el final de temporada.

Bono: Ni la recuperación de Vaclik lo ha movido de un puesto que se ganó en el final de temporada. Con poco trabajo pero seguro.

Navas: Empezó el partido con poco protagonismo, hasta que se puso de gol al filo del descanso. En la segunda parte, una nueva lección del mejor lateral derecho del fútbol español.

Koundé: Tuvo el gol en tres ocasiones pero el larguero, el VAR y Pau lo impidieron. Atrás tuvo algún problemilla con el balón en los pies pero se repuso con personalidad.

Diego Carlos: Dzeko va a soñar con él. Se impuso siempre y demostró que es un cheque al portador de 75 millones de euros.

Reguilón: Si a Zaniolo le dijeron que lo buscara por ser el más débil de la defensa, le salió regular la cosa, puesto que ni metiéndole el dedo en el ojo pudo con el lateral cedido por el Real Madrid. Golazo para abrir el marcador.

Fernando: Corrió el rumor de que no iba a jugar por estar lesionado. Pues bien, si jugó lesionado, la práctica totalidad de los medios defensivos del mundo deben echarse a llorar, porque son peores que él.

Banega: No era un partido para sobar la pelota, si no para jugar rápido y tener precisión. Y en eso, también es muy bueno. Partido de torero artista.

Jordán: Vertical en ataque, solidario en defensa y con mucha calidad a la hora de iniciar la jugada del 2-0.

Suso: Quizás el más flojo de los sevillistas ayer, lo que no quiere decir que estuviera mal.

En Neryri: La manida frase de los entrenadores de que el primer defensa es el delantero la cumplió a la perfección. Se desfondó en la presión, acertó para desahogar y supo rectificar su carrera para marcar el 2-0.

Ocampos: Si lo coge Ibáñez en la jugada del 2-0 lo hubiera matado, pero también es cierto que mucho deben mejorar su nivel los de la Roma si esperan poder coger alguna vez a un Ocampos que no paró de enseñarles la matrícula una y otra vez.

CAMBIOS

Munir: Por si la Roma tenía pocos problemas en defensa, les provocó algún que otro incendio más.

De Jong: Salió para perder tiempo.

Franco Vázquez: Lo mismo que  De Jong pero tocando el balón.