ESPANYOL

Gay: “Los jugadores ven al primer equipo más cerca”

El técnico comanda un “cambio de ciclo” al frente del Espanyol B, aunque admite que el inicio de la competición “tiene una pinta rara porque cada vez hay más brotes”.

0
RCD ESPANYOL B FILIAL  -  FC ANDORRA JOSE AURELIO GAY
Gorka Leiza DIARIO AS

Cuatro días después de iniciar su pretemporada con las preceptivas revisiones médicas, retomaba los entrenamientos el Espanyol B este viernes. Y, al frente del equipo por segunda campaña consecutiva, un José Aurelio Gay que tiene ante sí un “cambio de ciclo”. “Vamos a tener un equipo muy joven, con varios jugadores de mucho talento y de gran proyección de futuro para el Espanyol”, augura.

“Los chicos tienen un entusiasmo enorme porque nos pararon el 8 de marzo después del partido contra el Sabadell, así que llevábamos meses con ganas de vernos y de poder entrenar”, explica el entrenador en los canales del club. “En la primera sesión pasa siempre que uno va detrás del balón loco y hace más esfuerzos de los que debe. Pero están muy ilusionados y ojalá que podamos seguir entrenando aunque esto tiene una pinta rara, difícil para el tema futbolístico porque cada vez hay más brotes en todo el país. Vamos a ver qué ocurre”, manifiesta, sobre el eventual inicio de la temporada 2020-21 en la remodelada Segunda B.

Una sola categoría por encima, en Segunda A, se desenvolverá el primer equipo, lo que para Gay lejos de suponer una desventaja es incluso un estímulo, asegura, a ojos de los canteranos. “Para los jugadores es una motivación porque lo ven un poco más cerca. Pero el Espanyol ya ha demostrado en los últimos años que aun estando en Primera es uno de los equipos que más apuestan por la cantera. En ese sentido, no nos afecta”, opina.

"La decisión de la Federación para nosotros fue muy mala"

Sobre el cierre accidentado del curso 2020-21, en que el Espanyol B marchaba octavo, considera el entrenador perico que “la decisión de la Federación para nosotros fue muy mala, porque en nueve partidos de la segunda vuelta nos habíamos enfrentado a seis de los ocho primeros, mientras que el Barça B, por ejemplo, solo se había medido con uno. No es lo mismo".

Y prosigue: "En las diez jornadas que quedaban íbamos a jugar con ocho de los diez últimos, así que nos veíamos con muchas posibilidades de entrar en playoff porque íbamos muy bien. Pero no pudo ser, nos pararon de golpe”, lamenta finalmente Gay.