REAL VALLADOLID

El día decisivo en la renovación de Miguel de la Fuente

Hoy, lunes, acaba el plazo dado por el club vallisoletano al delantero tudelano para renovar su contrato que expira en junio de 2021.

Valladolid
El día decisivo en la renovación de Miguel de la Fuente
REAL VALLADOLID

Hace tres años, Gerard Piqué protagonizó aquella foto que pasó a la historia con Neymar y aquel mensaje de "se queda". Ya saben cómo terminó aquella historia. El brasileño no se quedó en el Barcelona, se fue al PSG y a los pocos meses ya estaba suplicando volver a la ciudad condal. A Miguel de la Fuente, jugador de la cantera del Real Valladolid, nadie le va a hacer una foto como aquella, ni va a poner "se queda". Porque como el brasileño entonces, el delantero de Tudela, su entorno familiar y su empresa de representación, Bahía, tienen decidido que no se quedan. Que no van a firmar el acuerdo de renovación pactado hace varios meses con la entidad blanquivioleta, salvo un giro dramático de los acontecimientos.

Y es que desde hace muchas semanas, el acuerdo entre el jugador del Promeras y el club era una cuestión cerrada a falta de la firma que no se ha producido porque la parte del jugador la ha ido retrasando interesadamente. Guiado por la agencia de representación Bahía, el delantero del Promesas ha ido dando largas, primero con la comprensión de los directivos del club y después aguantando las indirectas, muy directas, entre otros, del director deportivo del club, Miguel Ángel Gómez.

Una vez superadas las dificultades para llegar a un acuerdo económico, desde la parte del jugador se insistió en la necesidad de tener pruebas de que el club contaba con él, que se le iban a dar oportunidades, como si colocarlo entre los mejor pagados de la primera plantilla no fuera suficiente. El punta, sin haber firmado, fue titular y participó en varios partidos, jugando 200 minutos, tras el confinamiento, demostrando así el club y el entrenador, Sergio González, que el papel de Miguel puede ser importante en el futuro Real Valladolid ya que el jugador, además, pasará a ser por contrato de la primera plantilla según la renovación firmada en 2017.

Sin embargo, acabada la Liga, el jugador tampoco firmó el acuerdo de renovación, se fue a Marbella con el Promesas y a la vuelta siguió dando largas por lo que el club, como contó Radio Marca la semana pasada, le puso el límite del 27 de julio para firmar. Sino es así, el club no contará con el tudelano en sus planes de futuro. La cuestión no acaba ahí. El club sospecha que Bahía pretende sacar a Miguel del Valladolid este mismo verano pese a tener un año más de contrato por una cláusula en la que el delantero podría salir cedido a cualquier equipo de Primera que pidiera su cesión igualando las condiciones que tiene en Zorrilla. En el club afirman que esa interpretación de la cláusula es errónea y se preparan ya para una batalla judicial que puede acabar con el delantero con un año en blanco o una indemnización al club pucelano.

Si Bahía y Miguel se salen con la suya, el delantero saldrá cedido al Huesca, club en el que la agencia tiene una importante participación y donde el jugador, según fuentes consultadas por AS, cree que tendrá más posibilidades de tener continuidad en Primera y menos competencia en la delantera. ¿Se arrepentirá Miguel como Neymar?