CELTA

Los meritorios del filial no convencen a Óscar

Cuatro de los seis jugadores del Celta B que se ejercitaron con el primer equipo tras el confinamiento, ya no pertenecen al club vigués.

Jacobo González consulta su teléfono móvil a la conclusión del partido entre el Espanyol y el Celta.
Eric Alonso Getty Images

Cuando el Celta regresó a los entrenamientos el 11 de mayo después de dos meses sin actividad en A Madroa, seis jugadores del filial se pusieron a las órdenes de Óscar García para preparar el final de la temporada. La dirección del club los eligió por su potencial y por las necesidades del primer equipo. De esa media docena de meritorios tan solo dos entran en los planes de la entidad olívica para la próxima campaña.

Javi Gómez, Yaw Yeboah, Jacobo González y Sergio Bermejo ya se han desvinculado del Celta. Los dos primeros cerraron su etapa en Vigo el 30 de junio, con LaLiga aún en juego. El atacante toledano estaba cedido por el Fuenlabrada, mientras que el extremo ghanés pertenece al Numancia.

Por su parte, Jacobo y Bermejo se han despedido del club céltico una vez concluida la competición. Los dos futbolistas madrileños han llegado a debutar durante el pasado curso en Primera. Óscar alineó como titular a Jacobo frente al Barcelona en Balaídos y confió en el carrilero para disputar el tramo final del dramático partido del pasado domingo contra el Espanyol. En el caso de Bermejo la alternativa en la élite se la dio Fran Escribá ante el Betis y desde la derrota viguesa en el Benito Villamarín no volvió a tener minutos en la máxima categoría.

Fontán y Rosic

De los futbolistas del filial que ayudaron al primer equipo en estos últimos meses solo Jose Fontán tiene garantizada su continuidad en el Celta. El defensa canterano, de 20 años, es una apuesta de futuro y todo apunta a que realizará la pretemporada a las órdenes de Óscar.

En A Sede también les gustaría seguir contando con los servicios del portero Dragan Rosic. Para ello, la directiva que preside Carlos Mouriño necesita alcanzar un acuerdo con el Almería. El meta serbio, que recaló en el Celta B a préstamo en enero y que ha ejercido de suplente de Iván Villar en el desenlace de LaLiga, tiene contrato con la entidad andaluza hasta 2024.