ATHLETIC

El difícil encaje de los cedidos

Andoni López, que aterriza en la pretemporada del Elche, Nolaskoain del Depor, I.Vicente del Mirandés y Ganea del Vittorul, deben convencer a Garitano. Oleaga volverá a salir.

0
El difícil encaje de los cedidos
Athletic

La vuelta a la pretemporada del Athletic a mediados de agosto de Andoni López, Nolaskoain, Iñigo Vicente y Ganea crea incertidumbres sobre su encaje en la plantilla que pretente confeccionar Gaizka Garitano. Los cuatro han cumplido en sus cesiones en Segunda División en Elche, Deportivo y Mirandés, y en el Viitorul rumano, respectivamente, pero el míster rojiblanco confía en un grupo reducido de jugadores a los que es difícil desbancar, por lo que los tres deberán pelear mucho en el stage veraniego de Lezama para convencer al entrenador de que tienen un hueco en el capítulo de las rotaciones. El no entrar en Europa reduce precisamente los relevos, aunque en su beneficio también es cierto que no parece probable ningún fichaje extreno con la que endurecer la competencia. Por su parte, el quinto cedido que regresó ya del Melilla, el portero Hodei Oleaga, será de nuevo prestado a un club puntero de Segunda B o a Segunda.

El que más posibilidades alberga es Peru Nolaskoain por sus características de centrocampista polivalente, que puede ejercer de cuarto central, que es poderoso en el juego aéreo y que abarca mucho campo, como le gusta a Garitano. El jugador de Zumaia, que acaba contrato en 2024 en Bilbao, tiene pendiente antes ese último y controvertido partido ante el Fuenlabrada para despedirse del Deportivo, aunque el descenso es irremediable salvo que la Segunda amplíe su nómina de equipos para salvar los muebles de una campaña accidentada por la herencia de la pandemia. Iñigo Vicente es un futbolista singular, con talento, que aterriza con un bagaje de tres goles y siete asistencias en Anduva, aunque no ha terminado de ser titular en el esquema de Andoni Iraola ante la competencia sobre todo de Merquelanz en el extremo izquierdo. Debe seducir ahora a Garitano que su visión de juego y su clarividencia de cara a puerta aportaría mayor empaque a la plantilla rojiblanca. El Mago de Derio acaba contrato en 2023 por lo que su recorrido es todavía testable por la juventud de atesora.

Por su parte, más complicado lo va a tener Andoni López, que no ha sido titular en Elche aunque ha dejado buenas sensaciones cuando Pacheta le da dado luz verde. El carrilero de Barakaldo tiene pendiente el desenlace de este playoff de ascenso a Primera en el Martínez Valero. Un Yuri Berchiche más que fijo y Balenziaga al corte acentúa sus dificultades. Lo mismo que en el caso de Ganea, que ya regresó en el tramo final del postconfinamiento tras acabar en la Liga rumana salvando al equipo de Hagi. Garitano no le ve de lateral izquierdo ni le ha alineado de extremo. Ambos zurdos acaban contrato en junio de 2021, por lo que su acople a la dinámica del equipo se antoja muy dificultoso.