SELECCIÓN

Eulogio Romero: "El Mundial de 2010 fue el éxito de todo un país"

Los secretos de La Roja - Campeones del Mundo (Rakuten TV) ofrece el lado humano del Mundial de Sudáfrica. Su director Eulogio Romero charla con AS del rodaje y la explosión del documental deportivo.

0
Eulogio Romero: "El Mundial de 2010 fue el éxito de todo un país"
Eulogio Romero

La gesta del Mundial de España en 2010 sigue emocionando hoy a sus protagonistas. Así lo refleja Los secretos de La Roja - Campeones del Mundo, el documental de Rakuten TV estrenado en el décimo aniversario. Un trabajo dirigido por Eulogio Romero, que desvela las claves de una cinta en la que por encima del camino deportivo prima el factor humano.

¿Qué buscaba con ‘Los secretos de La Roja’?

Nuestra intención no fue descubrir nada. La historia ya estaba ahí. Queríamos recordar la gesta y aquella Selección, las claves y la unión que nos hicieron campeones. Desde un punto de vista deportivo y también social. El que mejor lo definió fue John Carlin con El factor humano, que es una historia que me fascina. Una visión muy interesante que trasciende el deporte y que habla de quiénes somos y de cómo nos enfrentamos a las dificultades. El deporte tiene esa fuerza. Ya lo vio Mandela en su momento. Intentamos contar historias sobre el factor humano a través del deporte.

El peso de la fortaleza mental como factor diferencial.

Cada jugador había vivido pequeñas historias de superación. Como la de Pedro que es como el cuento de La Cenicienta en su mejor versión actualizada. Una locura que en un año pase de Segunda B a ser campeón del Mundo siendo protagonista. O la historia de la depresión de Iniesta, que es la más conocida, pero quizás la más difícil. La mente juega un papel fundamental en el deporte y en la vida. Nos llamaban mucho la atención estas microhistorias, esas luchas individuales al servicio del conjunto.

¿Cuál le ha llegado más?

Por su personalidad, el resultado y el componente dramático como la pérdida de un amigo, diría la de Iniesta. Dedicarle el gol al amigo fallecido en el mejor momento de tu vida deportiva, tener ese recuerdo, esa epifanía, es una de las historias más bonitas y uno de los mejores ejemplos de superación personal del deporte a nivel mundial. Andrés nos enseñó que rodeándote de las personas adecuadas se puede salir de todo y que a todos nos puede pasar. La mentalidad marca la diferencia. Lo decía Xavi. Es muy fácil contarlo, pero mucho más difícil vivirlo.

Diez años después muchos aún se siguen emocionando...

Sí, porque yo creo que el Mundial fue mas duro que lo que pareció. Representaban a todo un país en un momento difícil, les llegaba la ilusión y eso se convertía en presión. Todos fueron fundamentales, pero Iniesta y Casillas, con el que se fue muy duro, vivieron dos Mundiales muy especiales. En los momentos clave salvaron al equipo. Recordar ese momento álgido en esta transición que viven es importante y afloran los sentimientos.

¿Cómo fue el rodaje y qué jugadores se mostraron más cómodos ante las cámaras?

Xavi tiene un don para contar de una manera muy fácil las cosas difíciles. Cuando terminó la entrevista de Marcos López solo pude darle las gracias. Es la mejor entrevista que he visto en los doce años que llevo. Nos ayudó a contar las cosas delicadas. Todos fueron importantes, pero Xavi resultó fundamental. Nos ayudó mucho a enlazar las historias, estructurar el documental, terminar de encajar piezas para que todo tuviera sentido. Capdevila muestra sobre todo ilusión y cercanía. Como si todavía no se lo hubiera terminado de creer. Es muy entrañable. Conecta muy bien con el público. Es otro modelo de historia con la que también puedes empatizar. A veces los sueños se cumplen aunque parezcan imposibles. Y Jesús Navas nos acogió muy bien en Los Palacios. Es un chico estupendo y educadísimo. Fue muy fácil trabajar con él.

Xavi Hernández habla con Eulogio Romero.

¡Un rodaje también mundial!

Sí. Japón, Catar, Reino Unido y España. Comenzamos en octubre, luego a rodar en diciembre y tuvimos que parar por la pandemia y pudimos terminarlo en marzo. En total menos de un año. Queríamos contar quiénes eran los internacionales hoy. Cómo eran sus nuevas vidas. Diez años después donde está cada uno de ellos y sus objetivos. En la película hay mucho de aprendizaje.

Siempre digo que la película tiene tres tiempos. El origen de sus historias, el Mundial 2010 y quiénes son ellos hoy. Como decía Xavi diez años después hoy puedo decir que fui campeón del mundo. No todo el mundo puede decirlo en aquello que más ama. Y cómo han evolucionado como personas. Ahora están al final de sus carreras o en el proceso de transición. Han estado toda su vida dedicados en cuerpo y alma a una sola cosa: jugar al fútbol. Parece que jugar al futbol es un deporte, pero ellos se han privado de muchísimas cosas. Hacer esa transición… Lo dice Iniesta que le da vértigo pensar en el momento en que se acaba el fútbol y se abre todo un mundo por delante.

Y varios guiños a Japón con Iniesta como prinicipal protagonista.

Me gusta que las películas tengan distintas capas de lectura. Que si vuelves a verla también descubras otras cosas. La primera cita dice algo así: Aquellos que han fracasado alguna vez son aquellos que pueden conseguir las grandes gestas. Y la película habla de eso. Haberse equivocado tantas veces es lo que realmente te va a hacer conseguirlo. Se aprende muchísimo más de los errores que de los aciertos. Todas aquellas selecciones que nos hicieron ilusionarnos, pero que por pequeños detalles no pudieron conseguirlo... Todas las vivencias de los jugadores que llegaron con ese nivel de experiencia para enfrentar las dificultades... Aquel grupo era lo suficientemente maduro para saber gestionarlo. En otro momento igual no habría sido posible, pero el grupo estaba en su mejor momento, con el entrenador perfecto, para afrontar el gran reto. La cita iba en reconocimiento a que no importa cuántas veces caes. Lo importante es cuantas veces te levantas.

La cinta cierra con el recuerdo a Luis Aragonés y Michael Robinson.

Sí. No se llegó ahí de la nada. Había ya un camino hecho. Nos parecía que Luis Aragonés había sido muy importante. Y Michael Robinson porque creo que ha aportado mucho al fútbol. Nos ayudó a quererlo y a entenderlo mejor. Hay toda una generación que hemos crecido con sus historias. Era justo compartir esta historia con él.

El documental deportivo vive un boom y llega a gente que no es aficionada al deporte.

Sin duda. Es una tendencia el documental en general. Hay más producción porque se ha convertido en un gran negocio. El deporte tiene un elemento fundamental de desconexión. Lo hablaba con Segurola. La gente tiene derecho a desconectar. El documental de Jordan no habla solo de deporte, sino de cómo eran la relaciones humanas dentro de ese equipo, la personalidad de una leyenda. Aquí intentamos trasladar también ese concepto. Era una premisa. Que no fuera solamente una historia de deporte sino que fuera un drama, una historia épica. Que se entendiera que aquel éxito no era un éxito deportivo, sino el éxito de todo un país. Aquel Mundial y aquella Selección consiguieron unir a todo un país, algo que no se había conseguido de otra manera. Todos, de cualquier región o ideología, estuvimos unidos en torno al Mundial. Y el momento, uno de los más difíciles, fue importante. Aquella Selección levantó nuestros ánimos y nos hizo creer.

Vicente del Bosque consulta el archivo bajo la atenta mirada de Eulogio Romero.