MÁLAGA

Torrontegui dice adiós entre lágrimas: “Mi corazón siempre será malaguista”

El masajista blanquiazul abandona el Málaga dentro del ERE que ha llevado a cabo el administrador judicial y pone fin a 21 años de una trayectoria impecable a nivel profesional y humano.

Marcelino Torrontegui es uno de esos profesionales que acaban siendo parte del escudo de la entidad a la que se dedican en cuerpo y alma. En su caso, sus servicios al Málaga se han prolongado durante 21años. Desde 1999 hasta este momento, en el que el administrador judicial le ha incluido en el ERE que se ha llevado por delante a casi 40 empleados. Su adiós y el del ‘pichita’ Miguel Zambrana, que también ha dedicado casi toda su vida al Málaga como utillero, dejan un vacío enorme en el vestuario. De hecho, fueron los capitanes y pesos pesados del equipo quienes exigieron el regreso de ‘Torron’ al vestuario para los últimos partidos de Liga.

Ahora, una vez finalizado el campeonato, los medios oficiales del club han querido brindar una bonita despedida a esas milagrosas manos que han cuidado de centenares de profesionales de élite durante varias décadas. Sin poder reprimir las lágrimas, Torrontegui, admirado y querido por todo el mundo del deporte, se despidió dando las gracias y, por supuesto, dejando entreabierta la puerta a un posible regreso en el futuro. Deja tras de sí un legado intachable a nivel profesional y también a nivel humano.

“Se cierra una etapa en mi vida profesional, no en mi corazón, que siempre será malaguista. Han sido tantos años, desde 1999 que empecé aquí creyendo que iba a ser algún día y fíjate hasta donde hemos llegado. He vivido tantas cosas buenas, he conocido gente maravillosa, he descubierto grandes cosas en el fútbol... Agradezco a todos los estamentos del club, a todos los presidentes, a todos los departamentos del club, al cuerpo médico, a Juan Carlos Pérez Frías, Vicente de la Varga, Dani y Nacho Pérez Frías que en paz descanse, a mis compañeros fisios, a Gustavo Pérez Reina, Javi Souvirón, Fernando Lacomba, Iván Medina, Luis Barbado... Me han enseñado mucho, me han aguantado, hemos compartido muchas cosas y momentos. A los ‘pichitas’, qué decir de Zambrana y Salcedo. A todos los jugadores, entrenadores, a la afición, qué voy a decir de ellos, me han tratado de manera exquisita. Al Frente Bokerón, a las peñas, a Malaka, a la Asociación de Peñas, que me trataron maravillosamente, a la prensa, que ha tenido un trato exquisito conmigo. Espero que no sea un adiós sino un hasta luego y que en un futuro los caminos del Málaga y mío nos volvamos a unir. Gracias por todo lo vivido en estos años”, se despidió ‘Torron’ muy emocionado.