ESPANYOL

La indefensión de Mariajo Pons

La guardameta, una de las jugadoras más históricas del Espanyol, denuncia que ha sido rescincida tras diez meses de calvario y el 20% de movilidad en una mano.

La indefensión de Mariajo Pons
RCD Espanyol

“El RCD Espanyol de Barcelona ha rescindido este lunes el contrato de la guardameta Mariajo Pons, que unía a la jugadora y a la entidad perica hasta el próximo 30 de junio de 2021”. Con este escueto enunciado, acompañado de un protocolario agradecimiento, anunciaba el club blanquiazul el pasado 6 de julio la rescisión del contrato de una de las porteras históricas de su equipo (en el que ha militado siete temporadas, en dos etapas) y de la Primera Iberdrola: ha jugado en Sabadell, Barcelona, Levante, Valencia, Zaragoza y ha sido internacional por España.

Sin embargo, y a pesar de todo este historial, la guardameta se ha encargado de denunciar públicamente a través de las redes sociales lo que ella considera poco menos que una tortura. Acompañándolo de dos imágenes no aptas para ojos sensibles, Mariajo escribe: “Después de diez meses de calvario... Dolor en la articulación, un dedo torcido, rigidez en los otros dedos... Resultado: mano 20 por ciento funcional y un contrato rescindido. Ahora a buscarse la vida... Estas cosas a día de hoy no deberían seguir pasando en el fútbol femenino”.

Es el testimonio de la emblemática portera del Espanyol, integrante destacada de la edad de oro de su Femenino A, con el que conquistó dos Copas de la Reina, alcanzó una final y logró dos subcampeonatos ligueros. Ahora, con experiencia como entrenadora de porteras y con Administración y Dirección de Empresas cursada, su futuro deportivo es incierto.