MÁLAGA

Manolo Gaspar emprenderá un ‘plan renove’ para viabilizar la plantilla

El Málaga va a emprender un severo ‘plan renove’ para hacer viable una plantilla sobrepasada en su límite salarial. Complicada la continuidad de Luis Muñoz.

Manolo Gaspar emprenderá un ‘plan renove’ para viabilizar la plantilla
Paco Rodríguez DIARIO AS

Tras conseguir la permanencia en Segunda División a pesar de tantos problemas y dificultades, el Málaga debe seguir trabajando muy duro para encauzar su estabilidad institucional y emprender una severa reestructuración para hacer viable su proyecto. José María Muñoz, administración judicial u Manolo Gaspar, director deportivo, ya se han puesto manos a la obra.

Este martes se han cumplido cinco meses desde que la titular del Juzgado de Instrucción Número 14 de Málaga decretó la administración judicial del club tras cesar de sus funciones como presidente a Abdullah Al Thani y al resto del Consejo de Administración formado por los hijos del sheikh Nasser, Nayef y Rakan. En este tiempo Muñoz ha tomado una serie de resoluciones e iniciativas para poder garantizar la supervivencia de la entidad a corto plazo como el traspaso de Antoñín, el acuerdo con Víctor Sánchez del Amo, las ratificaciones de Manolo Gaspar y Sergio Pellicer o las renovaciones de David Lombán e Ismael Casas. Otras de ellas han sido impopulares como la de impulsar un ERE que afecta a cerca de 40 trabajadores del club, muchos de ellos con años de eficaz y honesto servicio.

Pero habrá más. Manolo Gaspar va a empezar a reunirse con futbolistas para explicar la realidad de la entidad y los planes de futuro. El mensaje va a ser claro: se tratará de acordar una sustanciosa rebaja de los salarios más elevados o una salida pactada. Como es conocido el Málaga solo puede fichar jugadores por el mínimo salarial, que son 78.500 euros. Por supuesto, no podrá pagar traspasos. En caso de no alcanzar acuerdos, entonces podrían llegarse a situaciones más severas. En esta situación estarían jugadores como Rolón, Dani Pacheco, Juanpi Añor o Adrián. Un obligado 'plan renove' en toda regla. Eso por una parte, por otra escuchar ofertas porque el Málaga vuelve a necesitar vender. De momento la única negociación abierta es con el Espanyol con Keidi Bare.

Muñoz y Gaspar también planean contactos con LaLiga para explicar su plan y encontrar algún tipo de sinergia con la patronal. Los cálculos del administración judicial pronosticaban que el Málaga podría tener un límite salarial de 4’3 millones de euros. De ahí la necesidad de este reajuste.

Terminan contrato cinco futbolistas. Son Mikel Villanueva, Buenacasa, Sadiku, Aarón Ñíguez y Luis Muñoz. Buenacasa y Sadiku deben regresar a los equipos desde donde vinieron cedidos, que son Mallorca y Levante. El deseo es que se quede Luis Muñoz. Pero el malagueño cuenta con propuestas de otros equipos y parece complicado, que no descartado, que se quede.

El objetivo está claro. Con los pocos recursos que dejó la absurda planificación anterior de Al Thani, el club no tiene más remedio que construir un proyecto con pocos recursos y mucha imaginación. Es lo que hay.