CELTA

1x1 del Celta: Bochorno hasta el día de la salvación

El conjunto de Óscar realizó un partido lamentable y fue incapaz de vener a un Espanyol. El primer tiro a puerta no llegó hasta el minuto 70.

Los jugadores del Celta protestaron el tanto anotado por Embarba que posteriormente fue anulado por el VAR
Eric Alonso Getty Images

Iván Villar: Despejó un tiro lejano de Marc Roca con algo de nerviosismo en los primeros minutos y después poco trabajo tuvo. No tiene culpa en el gol anulado a Embarba.

Hugo Mallo: Cerró su temporada más gris con otra decepcionante actuación. El joven Melamed le volvió loco en cada mano a mano. Como el resto del equipo, apenas se incorporó al ataque.

Aidoo: Pasó directo del parte médico al once inicial sin que el club anunciase su alta. Con el balón en los pies es una auténtica ruleta rusa. Da más fiabilidad en el uno contra uno frente a los delanteros.

Murillo: Incluso el internacional colombiano notó la ansiedad por lo que había en juego. Se le vio más tenso que de costumbre y no transmitió su liderazgo habitual.

Olaza: Apagado en ataque y discreto en defensa. Ni siquiera ofreció su habitual precisión en los centros desde la izquierda. El balón le quemaba en los pies.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
16Alavés 39 10 9 19
17Celta 37 7 16 15
18Leganés 36 8 12 18
Clasificación completa

*Datos actualizados a fecha 19 de julio de 2020

Bradaric: Juega a un ritmo demasiado lento, frenando la circulación cuando hay que acelerarla. Bien colocado en el centro del campo, pero eso no basta para dominar.

Beltrán: Correr no basta. Es cierto que no se escondió pese a la presión, pero no tuvo acierto en ningún momento con el balón en los pies.

Brais: Ocupó el sitio que habitualmente ocupa Rafinha y no ofreció la lucidez que se esperaba en ese puesto donde la creación es fundamental.

Mina: Le sobra derroche y le falta precisión. No paró de fajarse en la presión y en las ayudas defensivas, pero arriba apenas le llegaron balones y se precipitó en alguna entrega.

Aspas: Desasistido durante más de una hora. Apareció en escena en el tramo final para tirar del carro y estuvo a punto de marcar en dos ocasiones. Se le escapó el gol por centímetros.

Sisto: La gran sorpresa en el once después de varias semanas en blanco. Intentó desbordar cada vez que le llegó el balón y fue el primer jugador celeste en chutar. Lo hizo en el minuto 70 y también en el 73, pero Oier atajó sus disparos sin muchos problemas.

Okay (entró por Bradaric): Sorprendió su ausencia del once y entró en los últimos minutos, cuando el Celta ya era un flan y el partido estaba roto.

Toro Fernández: Falló una ocasión clamorosa en el descuento que desesperó a sus compañeros. Sólo tenía que disparar de primeras en área pequeña y no acertó a rematar. Su fichaje ha sido una decepción.

Pape Cheikh (entró por Beltrán): Se le vio nervioso en la grada siguiendo el partido y eso se palpó cuando saltó al campo. Entró demasiado acelerado, cometiendo dos faltas innecesarias.

Jacobo (entró por Pione Sisto): Salió para dar frescura en ataque, pero apenas tuvo minutos. Mostró personalidad en una acción que tuvieron que cometerle falta para frenarle.