GETAFE-ATLÉTICO DE MADRID

1x1 del Atlético: Llorente repite la de Anfield y el banquillo suma

El equipo de Simeone no lo pasó bien en la primera mitad, pero tras el descanso mandó. El '14' marcó desde la frontal, Arias y Manu Sánchez crecen y los suplentes refrescaron.

Simeone optó por un 4-4-2 en su versión más ofensiva, con Koke y Saúl en el medio y cuatro jugadores de ataque puro. 

Oblak: Muy seguro ante el arreón inicial del Getafe, en el 24’ dejó una buena mano abajo al tiro lejano de Timor. En la segunda mitad apenas tuvo trabajo.

Arias: Buen duelo con Cucurella, es uno de los que ha crecido en este tramo. Participativo en el juego del equipo, en el inicio de la segunda parte le sirvió a Costa una asistencia de oro a Costa, pero éste falló. Serio en defensa también.

Giménez: Salvó en el minuto 12 una falta que se envenenaba. Sufrió más en la primera mitad, pero en la segunda vivió más tranquilo.

Felipe: A los once minutos evitó el gol de Mata sobre la línea. Sigue cogiendo la forma tras unas semanas duras para él. Muy seguro, por arriba y por abajo.

Manu Sánchez: Nyom le apretó, pero él no se achicó en los duelos, e incluso se atrevió a llegar a la línea de fondo. Aguantó el partido entero y no pasó apuros, tampoco por fatiga. Incluso permitiéndose subidas hasta el final. En el añadido se llevó una patada en la cara de Nyom, expulsado.

Correa: Le costó imponerse en su banda porque, sobre todo en el primer tempo, tampoco le llegaban buenos balones para intentar desbordar. Aun así no combinó mal con Arias y Llorente.
Koke: El jefe del equipo, a ratos le costó imponer su criterio porque el balón se jugaba más en largo y por el aire. En la segunda estuvo mucho más suelto. Tuvo una buena opción de marcar en el 64’, pero prefirió buscar de tacón a un compañero.

Saúl: Mucho trabajo al lado de Koke, aunque en el primer tiempo también faltó claridad. Vio en el 64’ la amarilla que le obliga a decir adiós a la Liga.

Carrasco: Muy productivo y participativo, tanto abierto a la izquierda como metiéndose a la mediapunta. Su velocidad genera peligro. La acción del 0-1 se convierte en peligrosa gracias a su carrera y a que, con algo de suerte, le deja el balón a Llorente.

Llorente: Tiene plena confianza en lo que hace y en su potencia física. Se mide con cualquiera en velocidad en cuanto tiene la oportunidad. Cayendo hacia la derecha, se batió con Olivera y Timor. En el 53’ demostró que tiene confianza también en su disparo: cogió el balón en la frontal y chutó al palo corto engañando a Soria. Pidió el cambio al filo de la hora. 

Diego Costa: Peleón en punta y con ganas, su primer remate llegó en el 23’, un cabezazo alto a centro de Llorente. Lo intentó otra vez nada más comenzar la segunda mitad. No se limitó a ser una boya en ataque, sino que se movió por la media punta para tocar más balón. En el 49’ perdonó una a puerta vacía tras un centro de Arias. Luego participó en el 0-1, con el pase de pecho a Carrasco. Buscó el premio del 0-3 y lo rozó tras un error de Soria.

Sustituciones

Thomas: Entró en el 66’ para apuntalar el centro del campo. Tuvo el premio del 0-2, a pase de Vitolo.

Vitolo: Entró en el 78’ y casi en su primera acción le dio una asistencia de gol a Thomas.

Morata: Entró en el 80’ y formó en doble ‘9’ con Costa. Nada más entrar tuvo dos buenas carreras, en una pidió penalti y en la otra tocó hacia Costa, que casi hace el 0-3. Rondó el gol en varias ocasiones.

Lemar: Entró en el 84’. Buena acción en el 91’, poniéndole un pase de la muerte a Morata, que no llegó por poco.

Herrera: Entró en el 84’. Dio temple al fútbol del Atleti tras el 0-2.