REAL MADRID

Bale, 319 días después

El galés marcó sus dos únicos goles en la actual Liga contra el Villarreal en la jornada 3. Desde entonces lleva 837 minutos sin ver portería.

Bale, 319 días después
Getty

Gareth Bale se reencuentra esta noche con el último rival al que consiguió hacerle un gol en Liga. Fue el 1 de septiembre de 2019 en el Estadio de la Cerámica, donde el Madrid empató (2-2) con un doblete del galés. Son los dos únicos tantos que figuran en su casillero en la competición doméstica y desde entonces han pasado 319 días. Además, aquella actuación brillante la empañó con una autoexpulsión en los últimos minutos.

Es el mismo rival, pero el calendario asimétrico provoca que se hayan jugado 33 encuentros antes de que ambos conjuntos vuelvan a enfrentarse. Desde entonces, Bale ha tenido oportunidades: 13 partidos (nueve de ellos como titular) en los que ha disputado 837 minutos. Cero goles y sólo una asistencia (contra el Granada el 5 de octubre).

En el resto de competiciones no ha maquillado su bajo rendimiento en Liga: sólo un tanto, ante el modesto Unionistas en Copa, y también con polémica (no lo celebró). En Champions (115 minutos) no se ha estrenado. En total lleva sólo tres goles en lo que va de temporada.

En los últimos encuentros ha dado más que hablar por lo que hace fuera del campo que por sus actuaciones dentro de él. Contra el Alavés se permitió la licencia de bromear y fingir que estaba durmiendo en el banquillo, utilizando la mascarilla como improvisado antifaz. Después, ante el Granada, le hizo un gesto a un periodista que vigilaba el banquillo con unos prismáticos. Es todo lo que se ha sabido de él recientemente, porque en lo deportivo lleva cinco partidos consecutivos sin jugar ni un minuto.