REAL MADRID-VILLARREAL

Cuando un joven Casemiro fue por unas horas del Villarreal

El brasileño había dado el OK para entrar en una operación por Nilmar entre el Sao Paulo y el Villarreal en enero de 2012, pero el delantero en el último instante cambió de planes.

Cuando un joven Casemiro fue por unas horas del Villarreal
Denis Doyle Getty Images

El Villarreal llegó a tener un acuerdo con Casemiro y Sao Paulo en enero de 2012. El club amarillo buscaba refuerzos para eludir las plazas de descenso. Dentro de esos movimientos destacaba el que se negoció con el equipo brasileñocon el que se habló de un traspaso del delantero Nilmar Honorato Da Silva y el que hubiera entrado Casemiro. 

Nilmar llegaba a Sao Paulo por unos 10 millones de euros y la cesión con opción de compra de un joven Casemiro, que abarataba la operación. En el Villarreal se veía con buenos ojos esa operación, por lo que las negociaciones avanzaron tanto que incluso propiciaron el viaje de Jose Manuel Llaneza a Brasil.

Llaneza llegó a un principio de acuerdo, con lo que solo faltaba que Nilmar acordara con su nuevo equipo, pero esa parte clave finalmente no se dio. El punta decidió no salir en invierno, con la idea de esperar opciones mejores al final de la campaña, lo que truncó todo lo acordado con el Sao Paulo y el propio Casemiro.

Ese frenazo dejó a Casemiro en tierra, justo cuando el jugador ya tenía claro que su futuro le llevaba a jugar con el Villarreal a España. Tras esa media campaña el Villarreal descendió, lo que le llevó a cambiar su situación de forma traumática y descartó cualquier opción por Casemiro.

Nilmar acabó en Catar, para jugar con el Al-Rayyan, con una oferta que parece ya valoraba el jugador cuando decidió no a volver a su país. Y Casemiro llegó al Castilla un año después, concretamente en enero de 2013, haciéndolo como cedido en una operación parecida a la que los amarillos tenían acordada.