ALMERÍA 3 - RAYO 2

1x1 del Almería: regresa el tridente para soñar

Lazo golpea rápido y la doble Ñ, con doblete, amplía distancia en 20 minutos regalando siete días para confiar en el ascenso directo. Juan Ibiza le da más empaque a la zaga y Fernando se lesiona.

Un jugador del Almería celebra un gol
CARLOS BARBA DIARIO AS

Fernando. Su lesión, lo peor del encuentro para los rojiblancos. Se marchó en el 27' por unas molestias musculares. Resta por ver la gravedad.

Romera. Rayó a mejor nivel que en Gerona. Enchufadísimo, con el resultado ajustado concedió poco.

Maras. Dejó rematar a Juan Villar en su segundo tanto.

Ibiza. Mejora el nivel de la zaga considerablemente. No sufre ya esté su equipo presionando como en bloque. En cada partido da una clase de cómo perfilarse sin balón.

Martos. Mejoró respecto a jornadas anteriores, sin ningún error grosero.

Appiah. Novedad para aportar velocidad en las contras. Se marchó con el 3-2 por su debe defendiendo.

Vada. Asistencia genial en el tercer tanto y rápido en las transiciones.

De la Hoz. Volvió a hacer de pegamento por la ausencia de Petrovic.

Lazo. Realizó su mejor partido desde que regresó la competición. En el 9' provocó una amarilla a Advíncula, con golazo desde más de 30 metros con la pierna menos dominante en el libre directo. En los últimos minutos aún le quedó gasolina para contragolpear.

Darwin Núñez. Ofreció una gran versión con espacios. El 2-0 se lo guisó y se lo comió. Encaró a Saveljich, le recortó y derechazo a la escuadra diestra de Dimitrievski. Su gol número 15. Le anularon otro por fuera de juego.

Juan Muñoz. Apareció cuando su equipo lo necesitaba. Mário Silva apostó por él y no decepcionó. Creó juego y generó peligro en ataque, gol incluido. Debe ser indiscutible.

Sivera. Saltó por el lesionado Fernando. En su segundo partido -su primero en el Mediterráneo- fue un manojo de nervios.

Petrovic. Jerarquía y juego aéreo para aguantar las acometidas del Rayo.

Francis. No fue titular, pero saltó en el segundo acto para formar doble lateral. Acabó por detrás de Romera.

Villalba. Presionó la salida de balón visitante.

Mário Silva. Salió de inicio con el 1-4-4-2, con tres novedades: Ibiza, Appiah y Juan Muñoz. Le salió el plan de contragolpear perfecto, anotando al principio. No cerró bien el partido.