CHAMPIONS

Una Champions desvirtuada

La UEFA anunció que dejará incribir a seis nuevos fichajes lo que desvirtua la competición que se jugará como su fuera en una nueva temporada. Atlético, Bayern y Wolfsburgo, los más beneficiados

El Olympique de Lyon ganó la última Champions.

La Champions volverá a finales de agosto con más aires de un torneo veraniego de pretemporada que del título continental más importante. La suspensión de la competición por la crisis del coronavirus ha llevado a la UEFA a posponer la competición a finales de agosto para que coincida con la masculina, que se jugará a inicios de agosto una vez acabadas las ligas domésticas. Con el mismo formato, una sede y a partido único, pero con demasiadas particularidades que le convierten en una Champions desvirtuada. No será el mejor equipo europeo de la temporada 2019-20, será el mejor del inicio de la 2020-21. La UEFA, ante los problemas de muchos equipos de extender los contratos de sus jugadoras que le iban a dejar en cuadro y sin poder fichar, ha decidido dejar inscribir hasta a seis nuevas jugadoras para la fase final de las que tres podrán ser ex jugadoras de alguno de los rivales de cuartos de final. Es decir, jugadoras como Lola Gallardo, Lindahl, Bjork, Maritz o Kiedrzynek habrán empezado la competición con un equipo con el que han terminado su contrato y lo terminarán con otro.

Los equipos más beneficiados por esta medida son los que pueden subir mucho su calidad con la llegada de las caras nuevas. Es el caso del Bayern, que no llegaba como favorito a su duelo con el PSG, pero con los fichajes de Vivianne Asseyi, Lea Schuller, Marina Hegering, Hanna Glas, Sarah Zadrazil y Buhl mejoran y mucho sus prestaciones presentando un once que diferirá mucho del que se vio en octavos de final. Cierto que las bávas pierden a jugadoras importantes como Leupolz,  Rolser o Kathrin Hendrich, pero pueden dar un salto de calidad que les convierte en un equipo mucho más competitivo. En el caso del su rival alemán, el Wolfsburo (gran favorito para levantar la Champions junto al Olympique de Lyon) también tiene mejoras importantes con las llegadas de Oberdorf, Kiedrzynek, Hendrich y Bremer a pesar del adiós de Maritz, Bjork o Lindahl.

El gran favorito está claro que es el Olympique de Lyon que ha conseguido retener a sus estrellas, Maroszan y Bronze, además de a su portera, Bouhaddi y podría recuperar a Hegerberg, que se rompió el cruzado durante el pasado curso. A ellas hay que sumar las llegadas de la portera ex del Atlético Lola Gallardo, Bjork Bunnarsdottir y la australiana Ellie Carpenter. Sin casi ausencias y con interesantes incorporaciones intentará levantar su sexta Champions seguida. Su compatriota, el PSG, también ha conseguido que Nadim o Katoto continúen en Paris además de incorporar a Ramona Bachmann y a Simon como sus grandes fichajes. Se fue la portera Kiedrzynek y Perisset.

El Arsenal es otro de los equipos que se está reforzando bien y ha dado numerosas bajas. Peyraud-Magnin, Louise Quinn, Katrine Veje, Tabea Kemme, Silvana Flores, Ruby Gran, Emma Mitchell y Danielle Carter dejaron el equipo, pero han llegado Steph Catley, Malin Gut, Lyds Aussie y Noelle Maritz, además de seguir contando con la mejor jugadora de la Premier el pasado curso, Miedema, y el bloque habitual. La cenicienta de los cuartos de final es el Glasgow City que sólo ha hecho un fichaje, Zaneta Wyne.

Duelo español con sensaciones opuestas

El Barcelona y el Atlético se medirán en cuartos de final por un puesto en la semifinal y ambos equipos lo afrontan con sensaciones opuestas. El Barcelona apenas a tocado la plantilla que tan buenos resultados le está dado con sólo la llegada de Crnogorcevic en el mercado invernal y de Cata Coll como segunda portera, mientras que se fueron Van der Gragt, Pamela Tajona y Candela Andújar, sin que ninguna de las tres sean jugadoras claves para Lluís Cortés. No se descarta algún fichaje, sobre todo en defensa, pero el grueso del equipo será el mismo que el pasado curso. Todo lo contrario que el Atlético. Las rojiblancas han perdido a sus dos porteras, Lola Gallardo y Van Veenendaal, a Kenti Robles, su lateral derecha, Olga García y Arias. Mientras ya cuenta con cuatro fichajes: Lindahl, Peyraud-Magnin, Van Dongen y Guagni. Y vendrán más, sobre todo en ataque para volver a pelear la liga y competir con el Barcelona tras un año en blanco.

Sólo tres jugadoras que vengan de equipos clasificados

Cabe recordar dos matices. Primero, los fichajes del mercado invernal también están incluídos en estas seis nuevas fichas y jugadoras como Deyna en el Atlético o Janogy en el Wolfsburgo ocuparían una plaza nueva en caso de que su equipo le quisiera inscribir. Además, no se podrán inscribir más de tres jugadoras que procedan de equipos que estén clasificados para la fase final. Es decir, en el Atlético, por ejemplo, Lindahl y Peyraud-Magnin vienen de Wolfsburo y Arsenal respectivamente por lo que sólo le quedaría una jugadora más de algún rival de la Champions en entre esas seis fichas.