LEGANÉS

Óscar podría jugar los últimos tres partidos con el Leganés

Aguirre da marcha atrás, admite que el jugador está lesionado e insiste que las pruebas determinarán si puede volver. El domingo había negado su retorno.

Óscar podría jugar los últimos tres partidos con el Leganés
JUAN AGUADO DIARIO AS

Óscar Rodríguez, mediapunta del Leganés, podría estar a disposición de Javier Aguirre para los últimos tres partidos de Liga después de que el técnico mexicano se haya matizado y corregido a sí mismo en la previa del vital duelo que, mañana, mide a pepineros y al Eibar en Ipurúa. El domingo el Vasco cerró cualquier opción de que Óscar pudiera jugar más de pepinero. Hoy el entrenador afirmó que, pruebas médicas mediante, seguramente haya luz verde por parte de los médicos para que el chaval esté ante Valencia, Athletic y Real Madrid.

"Quiero zanjar el tema de Óscar", empezó su comparecencia un Aguirre que empezó a hablar sin preguntas mediante. Fue una primera intervención motu proprio. "Él quiere jugar y a mi me gustaría que jugara ya mañana pero vamos a esperar a hacerle una resonancia. Los tres últimos partidos probablemente podamos disfrutar de él", desveló antes de insistir en que el futbolista siempre lo ha dado todo con el escudo del laurel.

"Óscar tiene mucho compromiso con el club, lo ha demostrado a lo largo de estos dos años. Es de nuestra familia y él quiere jugar. Sucede que hoy todavía la resonancia indica que hay un riesgo", admitió el entrenador. 

"Ése es el tema de Óscar. Está muy bien, quiere jugar, tiene compromiso, quiere dejar al Leganés en Primera... lo necesitamos. No le duele nada pero todavía no tengo luz verde porque hay un riesgo y yo, habiendo riesgo, nada", añadió, insistiendo, ahora, en las razones médicas para explicar su ausencia. Ni rastro de los supuestos consejos que, según Aguirre, Óscar habría recibido de su entorno para dejar de jugar con el Leganés.

Aguirre pide que arropen a Óscar

"Cuando vi riesgo en Granada fui el que paró todo. El doctor y Óscar decían que iba para adelante, pregunté si había riesgo de que se rompiese, me dijeron que sí y dije yo que entonces no. No se rompió, fue una contractura. Y a partir de ahí hasta hoy el jugador sigue sin dolor pero los médicos que han visto la resonancia recomiendan que de momento pare porque hay un riesgo. Eso es lo que hoy sé de Óscar", añadió antes de pedir al público y el entorno del Leganés que se vuelquen en arroparlo. 

"Es de nuestra familia. Lo ha demostrado, he hablado con él, está tranquilo y le pido a todo el mundo que lo arrope y le dé cariño porque nos va a terminar ayudando porque él quiere más allá de todo su entorno, de toda la historia... si él quiere y no le duele, ya está...", zanjó el entrenador pepinero en esa primera intervención.

El club siempre apoyó que estaba lesionado

No hubo más. En el formato actual de las ruedas de prensa pre partido no hay presencia de los periodistas física o telemáticamente, sino que es el departamento del club el que traslada las dudas de los profesionales a Aguirre. Con esta explicación el club entendió que no había lugar a más dudas, como sabe si el club habló con él al respecto de estas declaraciones o si fue un error dar esta opinión justo después del triunfo frente al Espanyol.

Cabe recordar que, tal y como viene informando AS, el club insiste en que, efectivamente, tal y como hoy ha confirmado Aguirre, Óscar está lesionado con pruebas médicas que lo demuestran. La decisión de reservar al jugador, insisten, atendía a criterios médicos. Óscar, al igual que todos los cedidos del Leganés, han extendido su contrato hasta el 19 de julio, fecha del último partido de la temporada.