BARCELONA

Bartomeu ya no promete a Lautaro ni Neymar

Mantiene abiertas conversaciones con el Inter y sigue soñando con el brasileño, pero el presidente lo ve "poco probable" porque puede tener que afrontar otra rebaja de sueldos y tiene el control económico de LaLiga encima.

Bartomeu ya no promete a Lautaro ni Neymar

El Barça ha solucionado los veranos de sus peores años, hasta algunos de los no tan peores, con nombres ilusionantes que han llenado portadas y que han sido luego presentados por todo lo alto en el Camp Nou. Los últimos no han sido felices. 300 millones de euros tirados en Coutinho y Dembélé son, según el mismo Bartomeu, un error de bulto, el peor de su gestión en la opinión que comparte con sus más íntimos. Tal vez por eso, pero especialmente por la situación económica del Barça, el presidente azulgrana ya no promete a los dos nombres que ilusionan al barcelonismo estos días.

"Es poco probable", dijo Bartomeu este martes en RAC cuando le preguntaron por ese retorno de Neymar que tanto ansía Messi y, cada día, más barcelonistas para que el equipo recupere la sonrisa. "¿Que acaba el plazo de la cláusula de salida de Lautaro? Pues si lo dice el Inter...", explicó el presidente en Catalunya Rádio.

El Barça, por supuesto, seguirá trabajando en los dos fichajes. Las condiciones de un hipotético regreso de Neymar quedaron cerradas en el hotel Arts a finales de septiembre de 2019 a la espera de que el PSG ceda. El Barça también tiene un pacto cerrado con Lautaro, un fichaje de cinco temporadas (según algunas informaciones ampliables hasta 2027), con un sueldo creciente que podría alcanzar los 12 millones de euros. Las operaciones, por tanto, estarían pendientes de los acuerdos con el PSG y el Inter.

Ahí llegan las complicaciones. El Barça, que considera intransferibles a De Jong, Ter Stegen y por supuesto Messi, no tiene activos verdaderamente ricos, salvo que quiera meter en alguna operación a Griezmann, para abaratar los fichajes. No existen fórmulas imaginativas. Y no sólo es que no le sobre el dinero al Barça. Bartomeu admitió que hay "muchos temas pendientes" con los jugadores porque sabe que, una vez finalice la temporada en agosto (hasta entonces los salarios están asegurados), igual debe sentarse con ellos de nuevo para negociar una revisión de los sueldos. Pero hay más. El control económico de LaLiga está muy encima de las operaciones del Barça y su presidente, Javier Tebas, ya ha admitido al Barça que las operaciones de trueque como la de Pjanic-Arthur no serán consideradas para dar el OK a fichajes de 100 millones de euros como puedan ser los de Lautaro o, más aún, Neymar. Considera la operación Arthur como un ejemplo de ingeniería financiera que no llena las arcas del Barça sino que únicamente cuadra cuentas y ha recomendado al Barça que, si quiere fichar a Lautaro o Neymar, una parte de ese traspaso se pague con el porcentaje del dinero que recibe por un traspaso real, no por un trueque. Por eso Bartomeu ya no puede prometer a Lautaro ni Neymar.