HUESCA-ALCORCÓN

Míchel: "Tenemos la sartén por el mango"

El técnico del conjunto altoaragonés analizó su próximo encuentro contra el Alcorcón, al que alabó por su buen momento: "hacen muchas cosas bien, están ahí por méritos propios".

Míchel: "Tenemos la sartén por el mango"
Jesus Sancho Rodríguez DIARIO AS

¿Sentís la presión de estar en puestos de ascenso directo?

La presión por conseguir un objetivo tan bonito como el ascenso está para ayudarte más que para generar incertidumbre. Es una situación muy bonita que todos queríamos vivir a principio de temporada. Ahora vemos que lo podemos hacer, que estamos en la pelea después del parón, tenemos la sartén por el mango y dependemos de nosotros. Tenemos ilusión por mantener esa posición privilegiada. Estamos en disposición de un sueño tan bonito que nada nos va a distraer.

¿Cómo prepara el importante partido de mañana?

Está claro que las sensaciones cambian a jugar con público. Pero quiero transmitirles a los jugadores que tenemos que sentir que hay un estadio lleno. Es un partido importante, toda una final y tenemos que hacer que estén presentes.

¿Cómo se afronta una final como esta?

Nuestro objetivo es hacer buen partido y tener el mejor rendimiento posible. La única forma es hacer un gran partido, para acabar y seguir dependiendo de nosotros mismos, porque sería otro paso más. Quedan cuatro encuentros, pero ahora hay que afrontar el siguiente. Luego tendremos tiempo de pensar en el siguiente. Lo más importante es este. Sabemos de la dificultad que tiene y lo queremos preparar muy bien para hacer un gran partido.

El rival no ha perdido ni un solo partido a domicilio…

En el Alcorcón hacen muchas cosas bien y está allí por méritos propios. Hacen las cosas bien en ataque y defensa, porque es un equipo que gestiona bien todos los momentos del juego. Es difícil poner un ritmo muy alto contra ellos porque son capaces de frenarlo. Es un equipo complicado que hace las cosas bien y le daremos una vuelta para ver cómo podemos competir. Tenemos que fijarnos en nosotros mismos y tener la ilusión y ambición de ser reconocibles, teniendo la posesión.