LALIGA SMARTBANK

El mejor visitante siempre sube

Con el sistema actual, solo hay una excepción: el Girona acabó tercero en la 2014/15 y cayó eliminado en Playoff. El Alcorcón, primero provisional, es octavo.

Años atrás, los mejores visitantes de Segunda siempre lograron el ascenso.

Es la primera vez que un equipo de Segunda División acumula 19 partidos consecutivos en una temporada sin perder como visitante. Lo del Alcorcón está siendo histórico y ni siquiera así tiene garantizada la plaza en el Playoff de ascenso. En estos momentos, es octavo clasificado en LaLiga SmartBank, a dos puntos de Girona y Elche, pese a que es el mejor visitante de la categoría. Igualado con el Zaragoza, eso sí, pero con mejor balance goleador. Si las estadísticas fuesen regla, Fran Fernández podría estar tranquilo. No es el caso y por eso, en las cuatro jornadas restantes, no solo peleará por el ascenso, sino también por la historia.

Desde el cambio de formato en la temporada 2010/11, todos los líderes en la clasificación de visitantes han subido a LaLiga Santander, con una única excepción: el Girona en la campaña 2014/15. El equipo catalán empató a 82 puntos con el Sporting, pero fue tercero por golaveraje. En el Playoff, demostró su condición de visitante de oro ganando 0-3 en La Romareda, pero pagó su flaqueza como local. En Montilivi, el Zaragoza mostró su mejor versión y se impuso por un gol a cuatro. Finalmente, Las Palmas subió de categoría junto a Betis y Sporting.

La pasada temporada, el Granada de Diego Martínez fue el mejor turista, lo que le valió para subir a Primera División como segundo de la tabla. Un año antes, el Rayo ascendió como líder de la categoría con 76 puntos. De ellos, 32 los logró fuera de casa; el mejor registro. Misma estadística que en la 2016/17: el Levante, líder, sumó 30 de sus 84 puntos fuera del Ciutat de Valencia. En la 2015/16, el Alavés fue el tercer mejor local, pero sus éxitos lejos de Mendizorroza también le marcaron el camino de Primera.

Más contraste en el caso del Deportivo 2013/14: si solo contase el rendimiento en casa, la temporada hubiera sido un desastre (12º). Sin embargo, el récord fuera de Riazor se tradujo en ascenso directo. Un año antes, el Almería no fue capaz de alcanzar a Elche y Villarreal, a pesar de dominar fuera de casa. Eso sí, se convirtió en equipo de Primera tras superar a Las Palmas y Girona en las eliminatorias.

Los dos primeros años con sistema de Playoffs también se rigieron por el mismo parámetro. El Celta subió como segundo clasificado tras alcanzar los 38 puntos en sus viajes y el Rayo hizo lo mismo con 36 puntos alejado de la capital. Este año la historia es bien diferente: el Alcorcón estaría en descenso si solo contaran los partidos como local, pero fuera es imbatible. En Segunda, hay una regla no escrita: el mejor visitante siempre sube. ¿Volverá a haber una excepción en la temporada 2020-21?