LEGANÉS

El Leganés paga el peaje del triunfo: Rubén y Rosales, dudas

El primero preocupa por una torcedura de tobillo; el segundo se retiró con fatiga muscular. Además, Carrillo, Omeruo y Óscar son baja de larga duración. Habrá cinco apercibidos en Eibar.

El Leganés paga el peaje del triunfo: Rubén y Rosales, dudas
JUAN MEDINA REUTERS

El Leganés logró ayer la primera victoria en la reentré del campeonato. Siete jornadas han tenido que esperar los de Javier Aguirre para ganar y, de paso, mantener una leve esperanza por la salvación. La permanencia otea a siete puntos distancia que, de perder hoy el Eibar ante el Sevilla, será la que distancie a armeros y pepineros justo antes de su duelo directo el jueves (19:30). La perspectiva, por tanto, es menos negativa que antes, aunque la visita a Cornellá se cobró (de nuevo) un alto peaje en forma de lesiones. Rosales y Rubén Pérez acabaron tocados. Está por ver si podrán participar en el duelo del jueves.

Tras el partido, Aguirre se mostró más preocupado por el estado del segundo, de Rubén Pérez, que del primero, de Rosales. “El tobillo se le fue un poco a Rubén Pérez. [Es la lesión] que más preocupa. Lo de Rosales es sólo fatiga. Calambres. Es algo recurrente”, comentó el Vasco. Este último apunte señala a cómo no es la primera vez que Rosales tiene que ser cambiado por un asunto similar. Ya ante el Villarreal, justo antes del parón, fue suplido por el mismo motivo.

En el caso de Rubén Pérez, el astigitano podría sufrir un esguince que, dependiendo de la gravedad, podría dejarlo fuera incluso de todo el campeonato. Cuanto menos, será duda para jugar en Ipurúa en un duelo en el que no podrán estar tampoco otros lesionados, como Omeruo, Carrillo u Óscar Rodríguez. Éste último en un caso que ha levantado revuelo después de que Aguirre dejara entrever que alguien habló con el chaval para que no jugara más. “Es raro”, insistió ayer el técnico.

Sea como fuera, el caso es que, desde hace una semana y media, el goteo de lesiones se ha convertido en una rutina que, por ahora, descarta piezas no par partidos, sino casi para toda la temporada, ante lo apretado del calendario y la falta de fechas.

Alerta amarilla en el Leganés

A ello hay que unir los riesgos de sanción. A Cornellá, por ejemplo, no pudo viajar Roque Mesa, sancionado además de tocado. El canario acabó el duelo contra el Sevilla con hielo en su tobillo derecho. Ahora podrá volver a la lista, limpio de tarjetas, algo que no pueden decir otros cinco pepineros apercibidos de sanción.

El mismo Rubén Pérez, Recio y Awaziem (nueve amarillas), además de Kevin Rodrigues y Bryan Gil podrían perderse los siguientes encuentros en caso de ver cartulina. Todos, por cierto, jugadores recurrentes en los últimos partidos de un Leganés al que le está pasando factura el alto ritmo de competición. Bien sea por las lesiones, bien por las sanciones.