ESPANYOL

Rufete lidera el proyecto; Javi y Diego López, las renovaciones

El Espanyol de Segunda no comienza con una revolución sino con las mismas caras. Y con altas tensiones de tesorería para confeccionar la plantilla.

Rufete, con los jugadores del Espanyol.
Eric Alonso Getty Images

Se encuentra a escasas dos semanas el Espanyol de certificar la peor clasificación de su historia, en puntos, 24 por ahora, y también en cuanto a posición, colista. Y lo hará con total merecimiento el conjunto perico. Un descenso (virtual hoy, matemático seguramente el miércoles) tan contundente que el guion en cualquier otro club demandaría un aplastante volantazo. Sin embargo, y salvo que las consignas de Chen Yansheng no den un giro de 180 grados de forma inminente, lo que por ahora ofrece el Espanyol es continuidad.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
18Mallorca 29 8 5 21
19Leganés 28 6 10 18
20Espanyol 24 5 9 20
Clasificación completa
Próximos partidos
Barcelona - Espanyol X-08/07 22:00
Espanyol - Eibar D-12/07 14:00
Valencia - Espanyol X-15/07 21:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 6 de julio de 2020

Será Francisco Joaquín Pérez Rufete, el director de fútbol profesional y arquitecto de la plantilla del descenso, quien como director deportivo (cargo que asumió a inicios de junio, ya con el Espanyol a la deriva) liderará la planificación de la plantilla que tiene la obligación de retornar a Primera cuanto antes. Es decir, en el primer año. Y, a pesar de que el tiempo apremia, hasta el próximo día 19 seguirá como entrenador (de momento, ha cosechado tres derrotas y le quedan cuatro partidos), delegando la mayoría de sus funciones a su equipo de trabajo y a Domingo Catoira, que acaba de aterrizar en el club como secretario técnico.

Y más pasos no solo estéticos sino reales hacia la continuidad. La renovación del capitán, Javi López, es un hecho, tal como informó la Cope, a falta solo de oficialidad. Pero también la de Diego López. Se pactaron durante el confinamiento, según fuentes solventes, como estímulo para afrontar un esprint final de campeonato que ha resultado ser catastrófico, y se han ido plasmando en los últimos días. Dídac Vilà es el tercero de los jugadores que terminaba contrato y que seguirá con casi total seguridad, a diferencia de Naldo Gomes, Jonathan Calleri, Facundo Ferreyra, Ander Iturraspe, Bernardo Espinosa y Sébastien Corchia.

Durán, el otro hombre fuerte

Junto a Rufete, el otro hombre fuerte del Espanyol en Segunda es José María Durán. El director general comparte con el director deportivo la total confianza del presidente Chen, y además tiene experiencia en la categoría de plata, de la que emergió con el Getafe. Durán deberá hacer malabarismos para cuadrar las cuentas, y no solo porque el límite salarial del Espanyol se vaya a ver reducido de 80 a unos 50 millones, a pesar de que recibirá el club cerca de 20 millones por bajar del fondo de compensación de LaLiga. La rémora no se detiene ahí.

Como consecuencia de la COVID-19, los clubes iniciarán en números rojos el periodo de fichajes, por lo que muy probablemente deberá el Espanyol vender a jugadores para poder no ya fichar a otros acordes a la categoría, sino para poder inscribir las suficientes fichas como para poder competir.

Ese descuadre, que en buena parte es ajeno a la economía perica, explica en cierto modo las mencionadas renovaciones, pero generará unas tensiones de tesorería que solo se pueden resolver con alguna cuantiosa venta… Y la mayoría de clubes, debido a la precaria coyuntura, no están en situación de acometer grandes inversiones. En definitiva, eligió el Espanyol un mal año para bajar, aunque el verano será largo (la ventana de fichajes no cierra hasta octubre) y no ha hecho más que comenzar. La pesadilla continúa.