REAL MADRID

El Real Madrid binario

Con Benzema seco, ha encontrado tres triunfos y nueve puntos ganando tres veces por 1-0 con goles de jugadores más acostumbrados a defender.

El Real Madrid está sabiendo sobrevivir a la sequía de sus jugadores de ataque. Los últimos cuatro goles del equipo blanco han venido firmados por futbolistas ajenos a la línea de ataque blanca: tres de Ramos (uno al Mallorca, uno al Getafe y uno al Athletic) y uno de Casemiro (al Espanyol). El último delantero que vio puerta fue Vinicius, frente al Mallorca; desde entonces, nada ni del brasileño, ni de Benzema, ni de Bale, ni de Hazard, ni de Rodrygo...

No significa eso que los atacantes blancos no estén dando la talla con su juego: Benzema posibilitó el triunfo en casa del Espanyol con un taconazo de fantasía, Asensio firmó una actuación muy competente en su primera titularidad ante el Espanyol, Rodrygo dejó buena imagen en San Mamés... Pero la realidad es que los goles están llegando con la firma de otros compañeros y a cuentagotas: ya van tres victorias seguidas por 1-0 (o 0-1) y seis en todo el curso, el que más de LaLiga.

Así se venció al Espanyol, al Getafe y al Athletic; en el primer caso, con Casemiro apareciendo como improvisado nueve y haciendo bueno el taconazo de Benzema; y en los otros dos, con Ramos desde los 11 metros, una suerte en la que no falla desde hace 20 lanzamientos (22 contando las tandas). Para colmo, dichos penaltis no fueron provocados por atacantes: ante el Getafe, fue obra de Carvajal; en Bilbao, de Marcelo.

Seis veces 1-0 o 0-1

El Madrid es binario a la hora de ganar: ya lleva seis victorias por 1-0 o 0-1 en esta Liga, el que más; le siguen Atlético, Villarreal y Sevilla, con cinco;Osasuna, Barcelona, Getafe, Granada y Celta, con cuatro. Así, por la mínima, se impuso el Madrid a Sevilla, Valladolid, Atlético, Espanyol, Getafe y Athletic. Mínimo esfuerzo, máximo rendimiento para levantar la Liga 34.