LEGANÉS

El Leganés cumple un año de una temporada para olvidar

El 4 de julio de 2019 comenzó la pretemporada de este curso que aún no ha terminado. A los pepineros le han golpeado desgracias cada mes.

El Leganés cumple un año de una temporada para olvidar
JUAN AGUADO DIARIO AS

Tal día como hoy, hace un año, el 4 de julio de 2019, el Leganés comenzó la pretemporada del curso actual. La campaña 2019-2020 arrancó con Mauricio Pellegrino al frente, una plantilla aún por hacer, pero la ilusión de montar un equipo que fuera capaz de luchar por la permanencia y algo más. Y tras una pretemporada excelsa y fichajes aplaudidos como retener a Óscar y Braithwaite, o incorporar a Roque Mesa, la sensación era ésa, que el Leganés podría dar un salto de calidad.

La realidad se ha empecinado en arrastrar a los pepineros en un camino totalmente opuesto, con multitud de desgracias e infortunios, muchos ajenos a la voluntad de un equipo que se fue enredando en su propia desgracia hasta llegar al panorama presente, con el descenso a la vuelta de la esquina y la sensación de que, si algún día tenía que caer un meteorito en la tierra en este año para olvidar, lo haría en Butarque. Doce meses, doce desgracias.

Julio 2019 - La lesión de Szymanowski

En un arranque de pretemporada excelente, las buenas noticias se le acumulaban a un Leganés que vio como Sabin Merino se reencontraba con el gol o como Szymanowski volvía a jugar con regularidad. La mala suerte quiso que el último día de julio, el 31, se lesionara ante el Alcorcón. De nuevo la pesadilla. El argentino se rompió el cruzado y volvió a la senda de una larga recuperación que ha terminado ahora. Aguirre ha anunciado que estará en la lista de mañana contra el Espanyol. Su lesión en aquel momento fue una desgracia personal, pero también colectiva, porque forzó al Leganés a buscar un carrilero zurdo, posición en la que no tenía pensado profundizar por la presencia de Silva, Kravets y el propio Szymanowski en la plantilla.

Agosto 2019 - Mal inicio de temporada

El Leganés debutó en el curso el 17 de agosto ante Osasuna. Un recién ascendido recio en las formas entrenado por un técnico (Arrasate) que fue de deseo pepinero antes de la llegada de Pellegrino. También gustaba el Chimy Ávila, su delantero y, esa tarde, verdugo. El partido fue un espectáculo, con un Leganés desatado en la meta rival. En Nesyri dio un balón al larguero y Braithwaite marcó, pero Alberola Rojas anuló el tanto por una supuesta mano de Rosales en el control de la pelota previo al centro del tanto. Los pepineros aún tratan de encontrarle explicación aquello. El caso es que el Lega perdió con gol de Ávila (0-1) y comenzó su caída libre con un exceso de ansiedad que luego pagó ante Atlético de Madrid (0-1) y Betis (2-1). Tres partidos. Tres derrotas en agosto.

Septiembre 2019 - El absceso hepático de Cuéllar

Septiembre también fue un mal mes para los resultados pepineros, con derrotas duras ante Villarreal (0-3) y Granada (1-0) y empates ante Valencia y Athletic (1-1). El equipo seguía sin puntuar, pero la peor noticia llegó de la enfermería. Cuéllar tuvo que ser intervenido de un absceso hepático amebiano que, de haberle afectado a otra parte del cuerpo, podría haber sido asunto muy serio. El futbolista estuvo casi mes y medio sin poder jugar y su ausencia se acusó. Para colmo, en Mestalla, al Leganés le pitaron un penalti que el Lega afirma que fue fuera del área. Seguía el vía crucis arbitral.

Octubre 2019 - El no penalti de Siovas y el adiós de Pellegrino

En octubre se produjo el primer terremoto serio de la temporada. Primero, con el partido ante el Levante en Butarque. El Leganés perdió 1-2 con todo en contra. Un gol por fallo de Soriano, un penalti fallado por Braithwaite y un paradón de Aitor a remate desesperado del propio Soriano en el último minuto del partido. Aunque lo más grave de aquella mañana fue el penalti que le señalaron a Siovas por falta a Roger. Fue fuera del área. Pero se señaló dentro. El Leganés denunció lo sucedido y pidió que se repitiera el partido desde el minuto del penalti. No le hicieron caso. Al siguiente partido, en el derbi ante el Getafe, (2-0) Pellegrino presentó su dimisión. Luis Cembranos cogió el mando del equipo desde el filial y consiguió la primera victoria ante el Mallorca (1-0) del curso.

Noviembre 2019 - Llega Aguirre, pero la nave sigue sin despegar

Tras muchos problemas para encontrar un sustituto de Pellegrino (Abelardo, Francisco y Poyet dijeron que no) llegó Aguirre con su energía e ímpetu habitual. El Vasco logró un empate en su debut en Anoeta (1-1), pero cayó en el siguiente frente al Barça en otro duelo lleno de infortunios en el que el Leganés, al menos, mereció empatar, pero acabó perdiendo (1-2).

Diciembre 2019 - Remontada con lesión de Siovas

Ya en el siguiente duelo, ante el Sevilla, el Leganés cayó de nuevo, pero lo hizo dando una excelente imagen a alto coste. Siovas se lesionó y no volvió a jugar hasta finales de enero. Aguirre perdía una pieza clave, aunque no se notó y, por fin, llegaron los buenos resultados: victorias ante Celta (3-2), Espanyol (2-0) y empate ante el Alavés.

Enero 2020 - Comienza la pesadilla con el adiós de En Nesyri

En enero el Leganés arrancó con buena imagen. Ante el Valladolid el equipo empató (2-2) en Zorrilla, pero bien pudo ganar. Tras aquello, llegó el cataclismo. Con En Nesyri a punto de renovar, el Sevilla irrumpió por sorpresa y fichó al jugador por el valor de la cláusula: 20 millones. A falta de 15 días pare cerrar el mercado, el Leganés perdía una pieza clave y caía en el partido con peor imagen del curso ante el Getafe (0-3). Demasiado castigo que, además, no se consiguió enmendar con los fichajes del mercado invernal. Al menos quedaba la esperanza de Braithwaite... o eso parecía.

Febrero 2020 - El adiós de Braithwaite y la puntilla del reglamento.

Febrero fue el mes más oscuro del Leganés, no sólo por los resultados (sólo se ganó in extremis a la Real con un golazo de Óscar), sino por la salida sorprendente de Braithwaite. El Barça se lo llevó aprovechando el artículo 124.3 del reglamento, que permite a un club fichar un jugador en caso de lesión de larga duración, en este caso, de Dembélé. Sucede, sin embargo, que los culés se llevaron al ariete previo pago de la cláusula (18 millones) dejando indefenso a un Leganés que trató de cubrir la marcha del danés con Bacca. Pero la RFEF no hizo excepción al reglamento e impidió el fichaje del colombiano. El Leganés se quedaba romo ante la hazaña de la salvación.

Marzo 2020 - El parón en el peor momento

Pese a tanta desgracia, el Leganés siguió remando contra corriente y logró la gesta de ganar en Villarreal con un Óscar que estaba excelso. Entonces llegó la pandemia y el parón justo en el peor momento, antes de recibir al Valladolid en un partido que tendría al equipo lanzado y Butarque con ganas de guerra.

Abril 2020 - Negociaciones por los recortes

Tras el parón, el Leganés, como muchos otros clubes de Primera, tuvo que afrontar negociaciones que por momento fueron complicadas para decidir si aplicaba recortes o no a la plantilla. Finalmente se alcanzó un acuerdo beneficioso para todas la partes: si el campeonato se reanudaba, la plantilla cobraría el 100% de su salario y, de haber salvación, recibirían el doble de la prima pactada.

Mayo 2020 - El mes de la esperanza.

Mayo fue el mes de la esperanza para un Leganés que regresó progresivamente a los entrenamientos sintiéndose capaz de la gesta en los once duelos que restaban por jugarse. Un mes tranquilo, sin incidentes, ni lesiones graves. Un mes para creer.

Junio 2020 - Una reentré para olvidar

El retorno de la competición, sin embargo, se mostró cruel con el Leganés, que tardó apenas dos minutos en caer de nuevo en el agujero negro de su desdicha. Un error de Cuéllar y Awaziem en un balón tonto ante el Valladolid acabó con el 0-1 del Valladolid a los 120 segundos de partido. Se acabó. El resto de los partidos del Leganés han sido un quiero y no puedo, con buena imagen, pero escaso tino e infortunio en defensa. Todo salpimentado con las lesiones de Carrillo u Óscar, éstas en el mismo partido y uno (Óscar) después de suplir al otro (Carrillo). El Leganés es, de todos los equipos de Primera, el único que no ha logrado ganar. El colmo de la desgracia que, en el vigente mes de julio, podría concretarse con el descenso del equipo cuatro años después de ascender a la élite.