MALLORCA

Cualquier otro ni lo intenta: Kubo, con todo perdido...

El joven jugador japonés se ganó el aplauso de sus compañeros por esta maniobra en el rondo. Desde el suelo fue capaz de meterla entre dos rivales y librarse de ir al medio.