VALENCIA 0-ATHLETIC 2

1x1 del Athletic: Raúl García tiene duende y pide billete para Europa

Lleva 13 tantos esta temporada, su récord en Primera, y el Athletic da muchas mejores sensaciones que algunos de sus rivales directos. Gran labor coral del equipo.

1x1 del Athletic: Raúl García tiene duende y pide billete para Europa
Alex Caparros Getty Images

El Athletic realizó su mejor partido a domicilio de la temporada, junto con el del Valladolid, ante un rival de mucho más pedigrí. Es un equipo con la flecha para arriba, algo que no pueden decir Real Sociedad ni el propio Valencia. El Granada le pisa los pies en cuanto a esas buenas sensaciones. Esta vez dio una versión desconocida, ambiciosísima. Con 0-1 fue por el segundo y luego por el tercero, aunque corrió más de la cuenta en esa faceta tan codiciosa. Fue insaciable para recuperar y esta vez junto con las virtudes de siempre defensivas, exhibió una presión alta que dibujó a un grupo de lobos en pos de Europa.

Unai Simón: Apenas le probaron. Sacó dos manos fáciles en un tiro lejano de Guedes con empate a cero, estirándose muy bien. Se vio comprometido en un cabezazo de Maxi, al que le dio por hacer lo más difícil y cabecear fuera.

Capa: Tuvo alguna incursión por su banda centelleante. Se fue de Guedes fácil pero telegrafió un pase que podía haber significado un nuevo tanto. Se le despistó Maxi en un remate claro.

Yeray: Atento al corte, segurísimo a la hora de amargar a los puntas chés, despejando todos su centros. Sólo midió mal en un centro de Soler. Acabó con algún problema físico.

Iñigo Martínez: Guardó la posición como en él es habitual y estuvo firme y coordinado con Yeray. Un titán, siempre al quite.

Yuri: Ofuscado en un par de centros, pero realizó un enorme esfuerzo, de nuevo con una banda profunda con Córdoba. Probó a disparar con la derecha.

Dani García: Comenzó instalado por delante de los defensas, en un dibujo de 4-1-4-1. remó por tidas partes, como de costumbre. Es un seguro de vida. Tuvo un par de errores, eso sí.

Unai López: Dio sentido al ataque bilbaíno en muchos instantes. participando y dando apoyos. Luego cede protagonismo.También se sacrificó en la recuperación pero se fue diluyendo conforme pasaban los minutos. 

Muniain: Enorme. Sorprendió Garitano con su alineación por la derecha. No apareció mucho pero fue decisivo su trabajo, tapando la subida de su par. Robó el balón del 0-1 en una triangulación veloz, aunque se quedó algo trastabillado.Luego volvió a robar la carteras a los chés ne otra salida de balón nefasta. quizá se precipitó en ocasiones disparando de lejos en lugar de retener el balón y respirar un poco con él después de tanto esfuerzo. Se llevó un pisotón en el tobillo que le dejó dolorido.

Raúl García: Enorme partido. tiene ya 13 goles, su récord en Primera. Ambicioso en la recuperación, se jugó la tarjeta y perderse el partido ante el Madrid. Tras un robo fantástico lanzó desde fuera en lugar de aguantar, no le daba el físico para más. Miró al banquillo pidiendo el cambio. Tres toques y gol, y luego disparo lejano con la zurda para la sentencia.

Córdoba: Partido espectacular. Muy profundo por su lado, se inventó hasta un centro de espuela para Williams. Probó con un disparo lejano pero dio en un contrario y se fue a córner. Lanzó una gran asistencia, que se paseó por el área local.

Williams: Formó de nueve al comienzo y luego en un 4-4-2. Inmenso a la hora de armar el ataque tras robo en el 0-1. Se asoció bien con Córdoba. Se le sigue resistiendo el gol, pero no para de intentarlo. Sin florituras pero muy práctico.

De Marcos: Calentó cuando parecía lesionado Muniain. Salió en la segunda parte para formar un ala con Capa y por el otro lado, Yuri-Balenziaga.

Sancet: Tuvo tiempo para mostrar un par de detalles interesantes con el balón. Quiere participar de la fiesta.

Vesga: No se descuelga del día a día y los partidos del equipo. Salió con la idea de meter piernas frescas y no perder la presión alta.

Villalibre: Recibió dos tarascadas de Paulista, al que se le fue la cabeza, primero un manotazo y luego un empujón. Revoltoso como siempre.

Balenziaga: No pierde comba. Salió como interior y para echar una mano a Yuri. Presencia testimonial.