REAL VALLADOLID

David Espinar: "No estamos preparados para que haya público en los estadios"

El dirigente del Real Valladolid analizó la actualidad blanquivioleta tras el retorno a la competición, así como sus proyectos futuros.

David Espinar: "No estamos preparados para que haya público en los estadios"
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO/DIARIO AS

Con la permanencia encarrilada, aunque todavía no materializada de forma matemática, el proyecto del Real Valladolid continúa caminando con paso firme y hacia adelante, a pesar de las dudas que suscita la crisis en todos los campos. Así lo pone de manifiesto la obra de Los Anexos, unas que se están llevando a cabo en las oficinas o la intención de Ronaldo de comenzar a construir la nueva ciudad deportiva en septiembre.

David Espinar, director del gabinete de presidencia del club, así lo recordó este lunes en La Jornada, en La 8 de Valladolid, aunque concretó que todavía se encuentran "en el proceso administrativo", sin la licencia correspondiente aún para obrar en Pinar de Jalón. "Vamos a ver si dentro de esta nueva normalidad podemos comenzar. Entendemos que la solidez y el músculo del que queremos dotar al Real Valladolid nos permite hacer estas cosas", señaló.

Más inmediata será la conclusión de LaLiga, a priori, a puerta cerrada, como ha venido siendo desde la reanudación de la competición. Sin embargo, la patronal ya ha emitido un borrador de protocolo a los clubes de cara a la readmisión del público quién sabe si ya antes de que acabe la 2019-20. En opinión de Espinar, "da algunas soluciones parciales", si bien la problemática es mayor: "Nuestro punto de vista no tiene nada que ver con la imagen o la repercusión, sino con la seguridad. Aún no podemos garantizarla".

Con contundencia, el dirigente explicó que la postura del Real Valladolid, recordando que "cuanto antes esté el público será mucho mejor, pero siempre y cuando se garantice la seguridad y la sanidad de todos". "El Real Valladolid entiende que no estamos preparados para que haya público en los estadios. Dadas las circunstancias y la inequidad que provocaría, creo que el club, con todo el dolor, impediría que hubiera público. Bastante difícil es organizar los partidos con 200 personas o una expedición de 40. No ayudaría en nada y la opinión pública tiene casi asumido que se acabará sin afición", argumentó.

La decisión última sobre cuánto volverán los aficionados "va a depender de la evolución de la pandemia, de nuevos brotes, de cómo estén las cosas estos meses y del Gobierno", en última instancia. Pese al "desastre" que supone, como lo definió David Espinar, su idea es que "lo más saludable para los aficionados es que los pocos partidos que quedan los puedan presenciar con seguridad desde su domicilio o en el bar" incluso a pesar de otras circunstancias anexas relacionadas más bien con lo económico.

La sensibilidad en este plano es total por parte de un Real Valladolid que no ha aplicado ERTE, ni ha 'tocado' puestos de trabajos ni salarios y que, en cambio, ha procedido a la devolución de la parte proporcional del abono de esta temporada. A falta de que se finalice el plazo hoy lunes, el director del gabinete de presidencia cifró en aproximadamente un 52% de abonados que se han reservado dicha cantidad como crédito para el siguiente curso y alrededor de un 33% los que han solicitado su reintegro, quedando el porcentajr restante como donativo para el club.

Salvación "enfilada, pero no conseguida"

Con todo, David Espinar no quiso caer en el exceso de considerar la permanencia sellada; a su modo de ver está "enfilada, pero no sonseguida". "Las hecatombes existen y no debemos dar las cosas por realizadas antes de realizarse. No podemos permitirnos relajarnos por nuestros abonados y por la integridad de la competición", incidió, sin querer aventurarse a hablar del futuro más allá de reconocer que se está trabajando en dar "un paso más adelante" el próximo curso también en lo deportivo.

Asimismo, el director del gabinete de presidencia calificó como "extraordinaria" la posibilidad de alcanzar el ascenso a Segunda con el Real Valladolid Promesas, siguiendo las "instrucciones" del presidente, que desea tener dicha oportunidad en cuanto se pueda. "Participé en la reunión de todos los clubes que estarán en el playoff y estaba orgullosísimo de encontrarnos entre ese elenco al que nos vamos a enfrentar por derecho propio. Los jugadores se han sacado de la manga una recompensa como la de poder participar de esta fiesta. Tienen nuestro apoyo y ambición para, si es posible, jugar en Segunda", concluyó Espinar.