VILLARREAL

El 1x1 del Villarreal: Alcácer y Gerard hacen soñar al submarino

Los dos delanteros amarillos cerraron el encuentro en la primera parte con dos golazos, Cazorla volvió a brillar y Chukwueze fue un correcaminos.

El 1x1 del Villarreal: Alcácer y Gerard hacen soñar al submarino
ANGEL SANCHEZ DIARIO AS

Asenjo: Solvente. Con pocos problemas a lo largo del encuentro, su mejor intervención fue una buena parada a Gameiro en un mano a mano, que finalmente fue anulado por fuera de juego. También sacó una potente mano tras un 'centro chut' de Ferran. Inició él la jugada del segundo tanto amarillo con un buen balón en largo hacia Cazorla, quien se encargó de hacer el resto.

Mario: Bien en ataque y defensa. Tapó su banda de forma insaciable durante casi todo el encuentro, aunque llegó al final del mismo y fue ahí cuando padeció con los últimos intentos che. En cualquier caso, más allá de esos instantes finales tuvo una tarde plácida.

Albiol: Sin excesiva labor, su trabajo consistió especialmente en tapar los balones largos valencianistas ya fuera por alto o en carrera y apenas padeció. Sujetó durante los 90 minutos a Maxi Gómez, quien se quedó sin disparar a puerta.

Pau Torres: Serio en los centros al área que buscó el Valencia, que no fueron pocos. Pudo marcar a bocajarro a la salida de un corner después de una buena parada de Cillessen, pero no logró dirigir bien el cuero.

Quintillá: Aguantó las embestidas de Ferran pese a que el valencianista lo intentó constantemente. Sufrió más en la segunda parte especialmente con Rodrigo y los arreones de Florenzi pero no cometió errores y se guardó las espaldas sin subir en exceso durante las acciones de ataque.

Anguissa: Agobiante. El centrocampista fue un auténtico muro en la parte trasera y también constante en la presión sin dejar respirar a los jugadores del centro del campo che. En ataque optó siempre por la opción más pragmática, aunque fue efectivo para ayudar en la salida de balón.

Iborra: Líder. Su trabajo defensivo fue un obstáculo constante para Wass y Parejo, pero además a nivel ofensivo lideró la salida de balón llegando hasta su propio área para recibir el cuero. Su labor de todoterreno, sumado a la escasa oposición que encontró enfrente le hicieron hacerse dueño de la medular desde el minuto uno.

Cazorla: Experto en delicatessen, volvió a deleitar al personal –los escasos en el estadio-, con una asistencia al primer toque a Gerard después de un largo pase de Asenjo. Más allá de acciones puntuales, el fútbol de su equipo pasó por sus botas tanto en estático como en contraataque.

Samu Chukwueze: Correcaminos. Sus cabalgadas fueron de abajo arriba fueron un dolor de cabeza para Guillamón, Gayà y posteriormente Jaume Costa, quien vio amarilla tratando de frenarle. Buscó el gol con un disparo desde fuera del área que se marchó por el lado derecho y los zagueros blanquinegros solo pudieron frenarle con faltas.

Gerard Moreno: El mejor. Disputó un encuentro digno de un delantero 'Champions', prueba de ello fue su magnífica asistencia a Alcácer desde fuera del área y también el monumental gol de volea que supuso el 2-0 en el luminoso. Forzó la amarilla de Hugo Guillamón después de regatearle cuando ya encaraba a Cillessen

Alcácer: Venganza del valenciano. Con solo diez minutos de juego ya avisó con un remate de cabeza ganando en el salto a Gabriel y apenas tres minutos después marcó un auténtico golazo acomodando el cuerpo dentro del área para enganchar de volea el gran centro de Gerard. Tuvo varias ocasiones más para ampliar su cuenta particular, pero ninguna de ellas encontró portería.

Bruno Soriano: Su entrada al terreno de juego le dio pausa y posesión a su equipo, que en ese momento vivía sus momentos más bajos. Calleja acertó al darle entrada porque con su labor ayudó a dormir el encuentro y que su equipo gestionara la renta de dos tantos.

Moi Gómez:  Entró para los minutos finales y se dedicó a trabajar defensivamente para que el Valencia no recortara distancias.

Morlanes: S.C

Ontiveros: Entró en los últimos minutos y apenas encaró una vez a Hugo Guillamón en un contraataque pero no tuvo éxito.

Bacca: Pudo marcar el tercer tanto de la tarde en una jugada individual en la que dejó atrás a toda la zaga che, pero su disparo se marchó rozando el palo.