VILLARREAL-VALENCIA

Uno x Uno del Valencia: Sin alma y Gayà yéndose lesionado

La posición de Daniel Wass en el centro del campo fue una de las novedades que introdujo Celades en el once del Valencia contra el Villarreal.

Los jugadores del Valencia, en un parón de hidratación.
Eric Alonso Getty Images

Cillessen: Nada que reprocharle al holandés en los goles de Alcácer y Gerard Moreno. Sus compañeros le dejaron vendido y la ejecución de los delanteros amarillo, haciendo la estatua.

Florenzi:Simplemente estuvo correcto, que visto el papel que hicieron otros compañeros, ya es mucho. No tuvo culpa en ninguno de los goles y equilibró sus duelos individuales.

Gabriel Paulista: Alcácer le ganó la espalda con pasmosa facilidad en el 1-0 y tampoco estuvo listo en la acción del 0-2.

Hugo Guillamón:Sufrió durante toda la tarde con Gerard Moreno, que una y otra vez le sacaba de su sitio y le forzaba a cometer falta. Vio una amarilla y llamó a la puerta de la segunda.

Gayà:No tuvo ni mucho menos su día. Chukwueze le hizo sufrir bastante en defensa y se marchó antes del descanso lesionado. El lateral se tocaba la parte posterior del musmo.

Ferran: Desaparecido, como todos los demás. Pero él además fue señalado por Celades con su sustitución al descanso por Guedes. Ferran, que era de los pocos que por mera inercia personal había mejorado su rendimiento con respecto al de la temporada pasada, solo se fue una vez de Mario Gaspar y limitó sus estadísticas a un centro al que no llegó Maxi Gómez.

Wass:Celades le ubicó en la medular, relegando al banquillo a Kondogbia. El danés estuvo perdido. No fue ni mucho menos el único. En la segunda mitad, hasta la salida de Kondogbia, se quedó como único pivote defensivo. Ahí controló más la parcela.

Parejo: No guardará en su recuerdo su partido 500 como profesional en clubes españoles. No al menos por su actuación individual y colectiva. Parejo se vio siempre superado y sin precisión en la circulación. Ni cuando el Valencia jugó con 4-4-2 ni con 4-1-4-1. Sustitución merecida.

Carlos Soler: No desequlibró en ni una sola acción. Superado por el centro del campo amarillo y perdido en los movimientos tácticos de Celades, que le sacó de la banda tras el descanso para colarle entre líneas.

Rodrigo: No generó ni una sola acción de peligro, aunque fue de los pocos que iba a presionar con intención de algo más que salir en la foto. En la segunda parte Celades le colocó en la banda en el 4-1-4-1 y ahí acabó de perderse del todo.

Maxi Gómez:Regresaba al once tras su incidente con Celades el día de Osasuna y que tanto dio que hablar tras la derrota en Eibar.

También jugaron por parte del Valencia

Jaume Costa: Regresaba a su casa. Salió por la lesión de Gayà. Cumplió su cometido de atar en corto a Chukwueze.

Guedes:Salió tras el descanso y se fue al vestuario como llegó. Un par de arracadas iniciales y nada más hizo el portugués.

Kondogbia: Sustituyó a Parejo y se colocó junto a Wass en el doble pivote. Jugó cómodo porque el Villarreal, para entonces, ya se sabía ganador del partido.

Kang-in Lee: Nada que contar.

Gameiro: Idem que Kang-in Lee.