FÚTBOL

34 años de la final del Mundial de México 86

Hoy se cumplen 34 años de la Final de la Copa Mundial de Fútbol de 1986 celebrada en el Estadio Azteca entre la selección argentina y la Alemania Federal.

  • El fútbol se viste de gala en el Azteca

    El fútbol se viste de gala en el Azteca

    La final de la Copa Mundial de Fútbol de México 86' se disputó el 29 de junio en el Estadio Azteca de México, que además de ser uno de los más grandes del mundo da nombre a una canción de Andrés Calamaro. La disputaron las selecciones de Argentina y de Alemania Federal. En el partido final se impuso Argentina por 3–2, consiguiendo su segundo título mundial en la historia y coronando a Maradona como el Rey del Fútbol.

    FOTO:

    1 / 17

  • ullstein bild

    Maradona y diez más

    Pumpido, Brown, Cucciuffo, Ruggeri, Giusti, Olarticoechea, Batista, Enrique, Maradona, Burruchaga y Valdano fueron los once elegidos por Carlos Bilardo para jugar la final de la Copa del Mundo. En definitiva:: Maradona y diez más.

    FOTO: ullstein bild (ullstein bild via Getty Images)

    2 / 17

  • ullstein bild

    Matthaus y Brehme pierden el primer asalto

    Beckenbauer apostó por alinear a Schumacher, Berthod, Forsters, Jakob, Brieghel, Brehme, Eder, Magath, Matthäus, Rummenigge y Allofs. Tanto el seleccionador como Brehme, Berthod y Matthaus volverían a disputar la final del Mundial cuatro años después, precisamente ante Argentina. Por suerte para ellos, a la segunda fue la vencida.

    FOTO: ullstein bild (ullstein bild via Getty Images)

    3 / 17

  • Bongarts

    Capitanes de leyenda

    Rummenigge y Maradona, las dos grandes estrellas del torneo, eran además los capitanes de las finalistas. El alemán ya era una leyenda que había ganado dos Balones de Oro, galardón al que no podía aspirar el argentino por no ser europeo. Aun así, nadie dudaba quién era el mejor en ese momento. El brasileño Romualdo Arppi Filho, dirigió el encuentro.

    FOTO: Bongarts (Bongarts/Getty Images)

    4 / 17

  • Peter Robinson - EMPICS

    Brown, invitado sorpresa

    Era de los más discutidos de la plantilla. En España, jugó en el Murcia y no lo hizo con demasiado éxito. Aun así, fue decisivo en la final, que disputó por la ausencia de Pasarella. En el minuto 23, subió para rematar una jugada a balón parado y encontró la gloria. Valdano sacó una falta lateral desde la derecha que superó a Schumacher y Brown cabeceó al fondo de la red para marcar el 1-0. Justo después de marcar, el central cogió la pelota con las dos manos y dio “gracias” por haberle concedido el honor de pasar a la historia del fútbol.

    FOTO: Peter Robinson - EMPICS (PA Images via Getty Images)

    5 / 17

  • Jean-Yves Ruszniewski

    No hay quien pare a Maradona

    Si Maradona hubiera nacido belga, Bélgica habría ganado el Mundial, si fuera español, lo habría ganado España… Esa fue la conclusión a la que llegaron la mayor parte de los analistas tras ver la actuación de el Pelusa en México 86. En la final no marcó, pero estuvo cerca en varias ocasiones.

    FOTO: Jean-Yves Ruszniewski (Corbis/VCG via Getty Images)

    6 / 17

  • Peter Robinson - EMPICS

    Valdano cumple su sueño

    Valdano ha repetido en varias ocasiones que todos los niños a los que le gusta el fútbol sueñan con dos cosas: marcar un gol en la final del Mundial y jugar en el Bernabéu. “Yo hice las dos”, ha dicho en varias ocasiones el exdelantero con su clásico estilo. En el 56’, Valdano, a pase de Enrique, que fue quien “asistió” a Maradona en el gol ante Inglaterra (“con el pase que te di no podías fallar”, le dijo al Pelusa), hizo el 2-0, que a priori, sentenciaba la final.

    FOTO: Peter Robinson - EMPICS (PA Images via Getty Images)

    7 / 17

  • Peter Robinson - EMPICS

    Rummenigge acorta distancias

    Pero Alemania nunca muere tan fácilmente. Aunque en esta final vistiera de verde, seguía siendo la temida mannschaft. Beckenbauer dio salida a Rudi Völler y este sería rápidamente uno de los grandes protagonistas de la final. En el primer gol alemán, peinó la pelota en el primer palo tras un saque de esquina de Brehme y Rummenigge remachó el balón para hacer el 1-2. Quedaban 15 minutos para el final….

    FOTO: Peter Robinson - EMPICS (PA Images via Getty Images)

    8 / 17

  • picture alliance

    Völler cambia el partido

    Pocos minutos después. Völler confirmó que su suplencia había sido un error del Kaiser anotando el segundo tanto de Alemania. El delantero, en una jugada muy similar a la que originó el 1-2 (con Brehme sacando el córner y esta vez Rummenigge tocando la pelota en primera instancia) hizo el empate que desató la locura teutona.

    FOTO: picture alliance (picture alliance via Getty Image)

    9 / 17

  • picture alliance

    Burruchaga sentencia la final

    La revista El Gráfico calificó el gol de Burruchaga como el más importante de la historia del fútbol argentino, por encima incluso del de Kempes que le dio el triunfo a la albiceleste en la Copa del Mundo del 78 en la prórroga Asistido magistralmente por Maradona, Burruchaga batió a Schumacher con las derecha para marcar el 3-2 definitivo.

    FOTO: picture alliance (picture alliance via Getty Image)

    10 / 17

  • Peter Robinson - EMPICS

    Maradona busca la gloria

    Lo intentó hasta el final, pero esta vez no encontró el gol. Aun así, estuvo cerca y si el brasileño Arppi Filho hubiera señalado penalti en la última jugada del encuentro, en la que Schumacher fue a un balón dividido con Maradona y esté, tras tocar el esfñerico, saltó por los aires, no hay duda de que Diego hubiera lanzado la pena máxima. El engaño no funcionó, Maradona exageró el contacto y se levantó con una sonrisa a sabiendas de que el árbitro no había picado.

    FOTO: Peter Robinson - EMPICS (PA Images via Getty Images)

    11 / 17

  • Jean-Yves Ruszniewski

    ¡Argentina, bicampeón!

    Esta vez nadie puso en duda el título.Ocho años después de ganar la Copa del Mundo en Argentina, la albiceleste se proclamaba campeón en suelo extranjero, sin respaldo político ni organizativo. Alemania, por su parte, pedía su segunda final consecutiva.

    FOTO: Jean-Yves Ruszniewski (Corbis/VCG via Getty Images)

    12 / 17

  • STAFF

    Diego levanta su Copa

    Una imagen vale más que mil palabras y no hay ninguna que relate más y mejor lo que aconteció en México 86’ como la de Maradona levantando la Copa del Mundo. El capitán de Argentina fue el mejor jugador del torneo. Sus exhibiciones ante Bélgica e Inglaterra en semifinales y cuartos son historia del fútbol, una delicia para cualquier amante de este deporte. Victor Hugo Morales, comentarista argentino, se hizo una pregunta tras el gol que le hizo a Inglaterra a la que muchos aún buscan respuesta: ”¿De qué planeta viniste?”

    FOTO: STAFF (AFP)

    13 / 17

  • El Grafico

    La pareja del año

    Pocos matrimonios deportivos han sido tan llamativos como el que tuvieron Maradona y Bilardo. El seleccionador argentino, con sus polémicos métodos, fue una constante en la carrera de Diego. La figura de uno no se entendería sin la aparición del otro.

    FOTO: El Grafico (Getty Images)

    14 / 17

  • David Cannon

    Pumpido, portero Mundial

    Su carrera en España empañó su trayectoria tras sumar dos descensos con el Betis en tres temporadas, pero ser el portero titular de una selección campeona del Mundo bien vale cualquier fracaso. Pumpido es historia del fútbol argentino y sólo una lesión le impidió ser titular cuatro años después en el Mundial de Italia. Su compañero Goicoechea sería quien acapara los titulares de aquella Copa del Mundo. Pero en México, la portería era de Nery Pumpido.

    FOTO: David Cannon (Getty Images)

    15 / 17

  • El Grafico

    Pasarella, inigualable

    No jugó un sólo minuto por problemas físicos en todo el torneo pero Daniel Pasarella pasara a la historia por ser el único jugador argentino que formó parte de los dos planteles que conquistaron los Mundiales Argentina 78 y México 86. Un doble campeón del mundo al que Maradona admiraba como a muy pocos. Ahí es nada…

    FOTO: El Grafico (Getty Images)

    16 / 17

  • STAFF

    Maradona se convierte en Dios

    Genio y figura. Un relato sobre la final del Mundial de México 86 no puede acabar de otra forma. Diego, el Pelusa, Barrilete Cósmico. MA-RA-DO-NA. El del gol imposible, el de la Mano de Dios, el de la exhibición ante Bélgica. El hombre del Mundial. Y el del beso, el beso a una Copa que nadie hizo más en la historia por ganar como Maradona en aquel Mundial del 86.

    FOTO: STAFF (AFP)

    17 / 17

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.