MEMORIAS DE SUDÁFRICA

Mundial-2010: pasó el 29 de junio

Ciudad del Cabo, el escenario del partido

El estadio Green Point de Ciudad del Cabo acogió el encuentro que enfrentaba a España y a Portugal por un puesto en los cuartos de final. En el Mundial de Sudáfrica acogió siete encuentros más además de éste: cinco de la fase de grupos, uno de cuartos de final y una semifinal. Cerca de 63.000 espectadores presenciaron el encuentro…

Foto: HO REUTERS

Actualizado a:

Del Bosque, con su equipo tipo

Con Iniesta recuperado de las molestias físicas que le habían impedido destacar durante la primera fase del torneo, Vicente del Bosque volvía a tirar de su equipo tipo para medirse a Portugal. Con el doble pivote formado por Xabi Alonso y Busquets, con Torres como punta de lanza y Villa arrancando desde la zona izquierda del ataque.

Foto: CARL DE SOUZA AFP

Actualizado a:

Con Cristiano al frente

Queiroz alineó un once comandado por Cristiano como baza atacante, pero arrancando desde la banda derecha, donde perdía parte de su potencial. La segunda fue la presencia de Pepe en el centro del campo, como pivote más rompedor que como constructor de juego. La temporada siguiente, José Mourinho lo volvería a ubicar en esa posición en la tormenta de Clásicos que se produjo en abril de 2011: Liga, Copa y Champions…

Foto: CARL DE SOUZA AFP

Actualizado a:

Xavi tomó el mando

Del Bosque decidió hacer retroceder a Xavi unos metros atrás de donde venía jugando durante la primera fase. Y en ese triángulo formado por Xabi Alonso-Busquets-Xavi es donde se ganaría el encuentro. Los jugadores españoles, bajo el compás del jugador del Barcelona dominaron a los portugueses.

Foto: FRANCISCO LEONG AFP

Actualizado a:

Puyol puso el cerrojo

Puyol y Piqué lideraron la retaguardia. Ambos anduvieron sin contemplaciones, junto con los laterales Sergio Ramos y Capdevila, que sacaron del encuentro a Cristiano. El portugués se disolvió como un azucarillo ante el muro que formaron los jugadores españoles.

Foto: CARL DE SOUZA AFP

Actualizado a:

Aparece Fernando Llorente

Pese a su dominio sobre la meta de Eduardo, España no acababa de terminar las jugadas. Al descanso, con 0-0 en el marcador, Del Bosque, viendo la corpulencia de los centrales más Pepe, decidió dar entrada a Fernando Llorente por Torres. De esa manera fijaría a los zagueros para que Iniesta y Villa pudieran actuar más en posiciones de interiores.

Foto: JAVIER SORIANO AFP

Actualizado a:

Villa, el señor del área

Cinco minutos después de la entrada de Fernando Llorente, David Villa lograría el único tanto del encuentro. La jugada la inicia Xabi Alonso, el balón pasa cerca del propio Llorente, llega a Iniesta, que toca a Xavi, éste prolonga de tacón a Villa. El asturiano recibe en el pico del área, chuta, rechaza Eduardo en primera instancia con los pies. El rechace le cae de nuevo a Villa, que a la segunda bate al portero portugués.

Foto: CARLOS BARRIA REUTERS

Actualizado a:

Recital

El recital de España se puede resumir con los siguientes datos estadísticos: 117 acciones ofensivas, 18 remates a portería, 683 toques y, sobre todo, 60 balones recuperados. La última media hora de partido fue todo un repaso a los portugueses con un juego de toque-control que acabó desquiciando a los lusos.

Foto: KARIM JAAFAR AFP

Actualizado a:

Ricardo Costa no termina el encuentro

El colegiado del encuentro fue el argentino Héctor Baldassi, que arbitró con templanza. Era su cuarto encuentro del Mundial y volvió a demostrar su amplio conocimiento del juego. Apenas señaló faltas (31 entre las dos selecciones) y sacó dos amarillas: a Xabi Alonso y a Tiago. Eso sí, expulsó con toja directa a Ricardo Costa, lateral portugués, por dar un codazo a Capdevila

Foto: CARL DE SOUZA AFP

Actualizado a:

A tres pasos de la final

La alegría se desbordó en los componentes de la Selección española, que alcanzaban los cuartos de final después de un trabajadísimo triunfo. Los de Del Bosque, en una formidable segunda parte, sacaron a los portugueses del encuentro, ahogándoles lentamente sin dejar ninguna capacidad de reacción.

Foto: LLUIS GENE AFP

Actualizado a:

Cristiano se enfada

Una vez acabado el encuentro, Cristiano se encaminaba hacia los vestuarios con evidentes gestos de enfado. De repente, una cámara apareció a su lado, el portugués se agobió, se quejó vehemente y acabó por escupir. Más tranquilo y en la zona mixta del estadio, el luso se disculpó: “Soy un ser humano y tengo derecho a sufrir solo…”.

Foto: CARL DE SOUZA AFP

Actualizado a:

España se echó a la calle

Tras el triunfo ante Portugal, la afición española salió a las calles para celebrar el pase a la siguiente fase. Tras la debacle inicial con la derrota ante Suiza, los triunfos ante Honduras y Chile habían enderezado el rumbo de la Selección y ahora ya se consideraba a La Roja como una de las favoritas a levantar la Copa…

Foto: MACARIO MUÑOZ DIARIO AS

Actualizado a:

Del Bosque, satisfecho

Vicente del Bosque se mostraba satisfecho al término del encuentro: “Ha sido un partido tenso, con una primera parte muy igualada, pero en la segunda dominamos, tuvimos mayor profundidad, mayor control del juego. Además, la entrada de Fernando Llorente ha sido clave: salió con mucha fuerza y ha estado muy incisivo y acertado, pero quiero destacar el trabajo hecho por los anónimos: Busquets, Capdevila…”.

Foto: JAVIER SORIANO AFP

Actualizado a:

Caballero Queiroz

Por su parte, Carlos Queiroz asumía la superioridad española: “Nos han superado en el control del encuentro. Ha sido superior en la posesión y ha conseguido mover el balón de una manera ordenada y precisa. No tengo nada que objetar a su victoria porque han sido mejores. Tuvimos algunas oportunidades para marcar, pero no lo hicimos. La diferencia es que España sí lo hizo”.

Foto: JOSE MANUEL RIBEIRO REUTERS

Actualizado a:

Paraguay en cuartos

El rival de España en cuartos sería Paraguay. En el último encuentro de los octavos de final, los paraguayos, conocidos como la Italia del Sur debido a sus formidables actuaciones defensivas, se impusieron a Japón en un encuentro que se resolvió en la tanda de penaltis tras acabar los 120 minutos de partido sin goles.

Foto: EDDIE KEOGH REUTERS

Actualizado a:

La pena de Komano

Komano, lateral derecho japonés, estrelló su lanzamiento de penalti en el larguero. Era el tercero de la tanda de los nipones, y dejaba encarrilado así el pase de los guaraníes a los cuartos. Komano, que contaba con 29 años de edad, disputaba su último Mundial y se iba llorando de pena…

Foto: TORU HANAI REUTERS

Actualizado a:

El nuevo milagro alemán

Con los ecos aún resonando de la goleada alemana sobre Inglaterra, la joven selección de Löw llamaba la atención por su consolidación, su juego, su atrevimiento, su personalidad y su carácter. Su juventud (era el tercer equipo más joven del Mundial: 25 años de media) y que todos los jugadores militasen en equipos alemanes le hacían formar una selección más que interesante para analizar.

Foto: JEWEL SAMAD AFP

Actualizado a:

Las dudas de Maradona

Antes de medirse a Alemania, Maradona, seleccionador argentino, tenía dudas en casi todas sus líneas: en defensa con Samuel ya recuperado, no sabía si quitar a Demichelis para dar cabida al zaguero, o si movía a Otamendi para correr a Burdisso al lateral. Otro de sus problemas era si alineaba a Verón de salida, que ya había anunciado su adiós a la selección albiceleste o si seguía contando con Di María, si alineaba a Pastore de salida bien como media punta o bien como falso delantero centro…

Foto: ENRIQUE MARCARIAN REUTERS

Actualizado a:

Problemas en Holanda

Una frase de Robin van Persie a su seleccionador, Bert van Maarwijk, se convirtió en una tempestad en el seno de la selección ‘oranje’: el delantero, según la cadena televisiva holandesa NOS, le había dicho al seleccionador: “A mí no, a quien tienes que quitar es a Sneijder”. El atacante se defendió: “Es falso. No dije ningún nombre en particular, pero sí me sentó mal que me sustituyese”. Van Maarwijk pidió al delantero una reunión con Sneijder para aclarar la situación…

Foto: MICHAEL KOOREN REUTERS

Actualizado a:

Brasil en la playa

Después de haber goleado a Chile (3-0) con una gran actuación de todos sus jugadores, aunque destacaron a la pareja de centrales (Juan y Lucio, que fabricaron el primer tanto del encuentro), los jugadores de la selección brasileña se marchaban a la playa para volver a entrenarse, pero de una manera más tranquila y como método de relajación.

Foto: PAULO WHITAKER REUTERS

Actualizado a:

20 / 20