GRANADA

Rui Silva y Foulquier, con molestias en el regreso al trabajo

El Granada volvió a trabajo tras un merecido día de descanso después de dos semanas de maratón y lo hizo con más lesionados. La lista de jugadores en la enfermería se alarga a ocho

Dimitri Foulquier está tocado.

El Granada volvió al trabajo tras un merecido día de descanso después de unas semanas de autético maratón. Cuatro partidos casi seguidos y prácticamente sin tiempo para descansar. Por eso, y habiendo jugado el lunes ante el Leganés en Butarque (0-0) y teniendo de margen hasta el domingo para afrontar su próximo duelo ante el Eibar en Los Cármenes (19:30 horas), Diego Martínez ha aprovechado para dar un día de descanso a sus jugadores que el jueves volvieron al trabajo para preparar ya el choque ante el conjunto armero. Pero no lo hicieron con buenas noticias.

La enfermería del equipo nazarí está hasta los topes. Son ya ocho jugadores los que no se puede entrenar con normalidad tras unirse a la lista Dimitri Foulquier y el meta Rui Silva. El francés sufre un espasmo en el recto anterior izquierdo, mientras que el luso tiene espasmo en el aductor derecho. Ambos han sido tratados en fisioterapia y en el gimnasio, pero parece que podrán llegar al duelo del domingo. Duda es Vadillo, con una contratura en el recto anterior izquierdo. Mientras, Gonalons, Montoro, Quini, Neyder y Alex seguirán siendo ausencias en los próximos duelos con diferentes dolencias.